El vicepresidente de la Generalitat en funciones, Pere Aragonès, ha asegurado que el Código Penal es anacrónico y "protege más a la Corona que al resto de los ciudadanos", tras la detención del rapero Pablo Hasel.

Lo ha dicho en una entrevista en TV3, minutos después de que Hasel fuera arrestado tras atrincherarse en el rectorado de la Universidad de Lleida (UdL) para evitar entrar en la cárcel y cumplir la condena que le impuso la Audiencia Nacional por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona.

Aragonès ha sostenido textualmente que el Código Penal persigue la libertad de expresión, y ha añadido: "Eso nos fortalece en nuestras convicciones republicanas y en la necesidad de pasar página a un Estado español que aún mantiene como delito cantar canciones".

Hásel fue condenado a nueve meses y un día de prisión por la Sala de Apelaciones de la Audiencia Nacional en septiembre de 2018, así como pago de una multa de aproximadamente 30.000 euros, por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Monarquía y a las Fuerzas de Seguridad del Estado a través de mensajes "atentatorios" en redes sociales.