El Gobierno de Aragón ha respondido al magistrado que investiga la entrada en España de Brahim Ghali que no le consta el traslado de ningún ciudadano con esta identidad al hospital de Logroño. El titular del juzgado de instrucción número 7 de Zaragoza, Rafael Lasala, requirió al departamento de Sanidad de Aragón que informara acerca de si en su registro figura el traslado en ambulancia medicalizada del líder de Frente Polisario desde la base aérea de Zaragoza -donde aterrizó proveniente de Argelia- a La Rioja. La respuesta ha sido negativa.

Así se desprende de la nueva documental aportada a la causa y a la que ha tenido acceso Vozpópuli. Se trata de la contestación a la petición del instructor que investiga si se cometieron irregularidades con la entrada del activista político en España. Pese a que el Gobierno sostiene que éste entró en nuestro país con su propia documentación, los informes que recaban el juzgado no identifican ni su aterrizaje en territorio español ni su traslado al hospital de Logroño.

Primero fue el general jefe de la Base Aérea, José Luis Ortiz-Cañavate, el que apuntó que el avión donde viajaba el líder del Polisario no pasó el control de aduana ni de pasaporte por orden de la Sección de Relaciones Internacionales del Estado Mayor del Ejército del Aire. Ahora es el Gobierno de Aragón el que indica que no ha encontrado en sus registros ningún traslado de ambulancia "ni con medios propios ni con medios ajenos" de la persona que responde a la identidad de Brahim Ghali.

Choque de versiones

Esta versión no coincide con los documentos que obran en la Audiencia Nacional en el marco de otras dos diligencias abiertas contra Ghali por presuntas torturas y delitos de lesa humanidad. En ese caso, y tras acreditarse la presencia en España del líder Polisario, la Comisaría General de Información trasladó al magistrado Santiago Pedraz cómo se produjo su ingreso hospitalario para curarse de la covid. De acuerdo con el oficio policial recogido por este diario, los agentes precisaron que Ghali ingresó en el hospital San Pedro a las 22.48 horas del 18 de abril.

"Proviene de Zaragoza, en ambulancia medicalizada del Servicio de Salud de Aragón", reza el informe. El documento, que no se centra en la entrada de Ghali en España, sí hace hincapié en que éste ingresó en el hospital de Logroño con la identidad falsa de Mohamed Benbatouche. El Servicio Aragonés de Salud, en un escrito que firma el jefe del servicio jurídico, descarta ese extremo y precisa que "no existe constancia" del traslado del ciudadano Brahim Ghali.

Esta respuesta viene a echar más leña al fuego a la crisis desatada por la llegada del presidente de la República Árabe Saharaui Democrática a España. Del cuestionario rellenado por el general Ortiz-Cañavate y que obra en el sumario de la causa de Zaragoza se desprende que fue el gabinete de la ya exministra de Exteriores Arancha González-Laya el que mandó no identificarle. "Se recibieron órdenes por vía telefónica de la Sección de Relaciones Internacionales del Estado Mayor del Ejército del Aire de que el personal que viajaba en el avión no pasara el control de pasaportes ni de aduana, por lo que se desconoce la identidad de las personas que iban a bordo", explicó.

"La ambulancia fantasma"

La Comisaría General de Información acreditó que junto con Ghali -que ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos- viajaban el número dos del Polisario, Salem Lebsir, y un médico proveniente de Argelia. Sin embargo, esa información la constató cuando ya se encontraba en Logroño puesto que apenas hay información relativa a su aterrizaje en la base aérea de Zaragoza. Según indicó el general Ortiz-Cañavate, en su caso concreto "no se siguió el procedimiento habitual" debido a la orden recibida por el gabinete de Laya.

Por todo ello, el letrado que litiga en las diligencias abiertas en Zaragoza ha remitido un escrito al juzgado en el que se hace eco de la respuesta del Gobierno de Aragón y apunta a que se trató de una "ambulancia fantasma". Al hilo solicita al instructor que libre un nuevo exhorto a la Audiencia Nacional para que entregue copia de la documental que obra en las dos causas abiertas conta Ghali sobre las contestaciones del Consejo General del Poder Judicial el Tribunal Supremo y la propia Audiencia relativas a un posible domicilio del activista en España.

De igual forma, también pone el foco en su salida del país de vuelta a Argelia, la cual se produjo el mismo día que declaró por videoconferencia en la Audiencia Nacional. Al respecto pide librar oficio a la Guardia Civil de Zaragoza para que informe en relación al vuelo fletado presuntamente por una compañía francesa que salió del aeropuerto de Noain (Pamplona) con destino a Argel en la madrugada ya del 2 de junio. El fin es esclarecer las autorizaciones de despegue así como el control de pasaportes y equipaje que portaban tanto Ghali como sus acompañantes.