Las piscinas de toda España, incluso las de los municipios que estén en la fase 1, podrán abrir desde este lunes. Lo harán bajo tres condiciones: práctica deportiva individual, con cita previa y con un límite de aforo del 30 por ciento. 

Así lo establece la orden publicada este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.

Práctica deportiva individual

En concreto, la orden permite en las piscinas la práctica deportiva individual o aquellas prácticas que se puedan desarrollar por un máximo de dos personas en el caso de modalidades así practicadas, siempre sin contacto físico manteniendo las debidas medidas de seguridad y protección, y en todo caso la distancia de seguridad de dos metros.

Cuando la piscina se divida por calles de entrenamiento, se habilitará un sistema de acceso y control que evite la acumulación de personas y que cumpla con las medidas de seguridad y protección sanitarias.

En cualquier caso, la publicación destaca que hay que respetar el límite del 30 por ciento de capacidad de aforo de uso deportivo en cada piscina, tanto en lo relativo al acceso, como durante la propia práctica.