Un juez de Barcelona ha anulado la sanción que la División de Asuntos Internos (DAI) impuso al agente de la Brigada Movil (Brimo) de los Mossos d'Esquadra que gritó "la república no existe, idiota" a un agente del cuerpo de Agentes Rurales que se manifestaba en unas protestas a favor de la independencia y en contra el Consejo de Ministros que se celebró en Barcelona en 2018.

Según la sentencia a la que ha tenido acceso Vozpópuli, el juez de lo contencioso administrativo 6 de Barcelona ha estimado el recurso del agente de los antidisturbios de Mossos y ha anulado la sanción por una "falta disciplinaria de carácter leve". El abogado del Sindicato de Policías de Cataluña (SPC), José María Fuster Fabra, en conversación con este periódico, se muestra confiado en que si la Generalitat decide recorrer no va a prosperar. "Octavi es un símbolo de baño de realidad", remacha.

Octavi es el agente de los Mossos que se hizo viral por un vídeo donde un agente rural, que se manifestaba con el uniforme de trabajo, le recriminó que estaban "construyendo la República", ante lo que el mosso le respondió: "Pues defiéndeme a mí y no a estos hijos de puta". El agente rural replicó: "Yo defiendo la república", ante lo que el mosso zanjó: "Qué república ni que cojones…la república no existe, idiota".

Sentencia del juzgado contencioso de Barcelona a la que 'Vozpópuli' ha tenido acceso

En la sentencia, el juez ha concluido que el agente exclamó 'la república no existe, idiota' en un contexto de "gran tensión", y ha expresado que el término 'idiota' se utiliza habitualmente de forma coloquial, sin considerar que se utilizara por menospreciar, insultar u ofender, concreta el texto.

"Elemento fáctico"

Asimismo, en el auto el juez determina que "la expresión 'hijos de puta' vertida por el agente es una
expresión genérica, no dirigida a nadie en concreto
" y que la "expresión 'la república no existe' no puede ser merecedora tampoco de reproche al tratarse de un elemento fáctico, ninguna expresión que
pretenda injuriar a nadie
".

Pese a que el juez reconoce que los funcionarios tienen la obligación de dirigirse a los ciudadanos de forma respetuosa, en este sentido precisa que el término "idiota" lo profirió a un funcionario que no puede tener la "consideración de ciudadano 'común'", ya que llevaba el uniforme de un agente rural.

"La expresión fue proferida por el agente después de una tensa conversación en una situación en la que se le estaba recriminando su actuación policial y siendo que tenía conocimiento de los graves disturbios que se estaban produciendo en aquella zona en ese momento. No se produjo de forma aislada o sin un contexto previo", subraya la sentencia.

Celebran la resolución judicial

El SPC ha celebrado la resolución judicial y ha denunciado que "una vez más" ha quedado en "evidencia" la manera de actuar de Asuntos Internos.

"El mosso está contento, es un tipo tremendamente simpático, de El Espanyol y es la simpatía y bonhomía personificada", abunda Fuster Fabra. Al mismo tiempo, advierte, de que no quiere que "tenga ninguna connotación política" y que es un profesional "muy querido en la Brimo", una "unidad que ha sido muy atacada en Cataluña. "Ayer en los chats todos los polis lo felicitaban", concluye el letrado.