España

Antidisturbios españoles analizan las brechas del Capitolio: "Fallaron la disuasión y los círculos de seguridad"

Veteranos agentes de la Policía Nacional valoran un episodio que marca un antes y un después en Estados Unidos y que se saldó con cuatro muertos, decenas de heridos y medio centenar de detenidos

Asalto al Capitolio: las imágenes de los disturbios en Washington
Asalto al Capitolio: las imágenes de los disturbios en Washington EFE/ WILL OLIVER

"Si hay muertos en un operativo, es que algo ha fallado estrepitosamente". Las imágenes del asalto al Capitolio ya son Historia de Estados Unidos y el mundo entero se pregunta cómo es posible que una multitud furiosa accediera al que se presuponía uno de los puntos más blindados del país. Policías españoles, bregados en cientos de intervenciones, veteranos agentes de la UIP, analizan para Vozpópuli unas escenas que impactan por la gravedad y el histrionismo. La conclusión común es que fallaron la inteligencia y la disuasión, se "infravaloró" el riesgo de las protestas y no se adoptó un despliegue adecuado en círculos de seguridad, clave para estos casos.

Las escenas las protagonizan personajes de pelaje variopinto: desde el hombre que cubre su desnudez con pieles de bisonte hasta individuos que rozan lo paramilitar. Un esperpento que trae consigo un reguero de sangre. Cuatro muertos, decenas de heridos y medio centenar de detenidos. Amén de incontables valoraciones políticas sobre el papel de los dirigentes estadounidenses y de las consecuencias de azuzar las ascuas entre una población fracturada.

Al margen de esas consideraciones hay una certeza por encima de las demás. El dispositivo de seguridad falló. Esa es la máxima que impera entre agentes en activo de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional -más conocidos como antidisturbios- consultados por este diario. Cuentan con años de experiencia y en varias ocasiones se han enfrentado a muchedumbres enardecidas que trataban de tomar un edificio o un espacio público.

"En Estados Unidos cuentan con un elemento más de riesgo que aquí y que es evidente; la alta presencia de armas de fuego entre la población civil", asevera uno de estos agentes, que como los demás prefiere mantener el anonimato. "En España, los casos más complicados han requerido que nos enfrentemos a lluvias de piedras y cascotes, de cócteles molotov o de barricadas. No es poco, pero la diferencia es notable", justifican.

Los servicios de información

Cuando la masa violenta cuenta con esos recursos, es "imprescindible" que las fuerzas del orden cuenten con unos servicios de información precisos. "Parece que ese fue uno de los puntos débiles", señalan los agentes. "Quizá no se debería haber permitido que la manifestación tomase esa envergadura y, ni mucho menos, que se aproximase tanto al Capitolio, que era el objetivo de los radicales".

La pregunta es, ¿sopesaron las autoridades estadounidenses el riesgo de esas protestas? ¿Era plausible que los violentos se atreviesen siquiera a pensar en la posibilidad de tomar el emblemático edificio? Arieh Kovler, analista israelí, ya especuló con esa posibilidad el pasado 21 de diciembre: "El 6 de enero, milicias trumpistas armadas se manifestarán en Washington por orden de Trump. Es muy posible que intenten asaltar el Capitolio después de que se certifique la victoria de [Joe] Biden".

"Caben dos opciones -afirman los policías nacionales-, que los informes no recogieran esa amenaza o, lo que es más grave, que se infravalorase la capacidad de los manifestantes". El análisis en cualquiera de ambos casos, añaden, es claro: "No se ideó un despliegue adecuado para evitar la toma del Capitolio".

La disuasión

La siguiente fase del despliegue se centra en la disuasión de los radicales. Los antidisturbios españoles consultados manifiestan su sorpresa por la falta de recursos destinados en las inmediaciones del Capitolio, a tenor de las imágenes emitidas en medios de comunicación. "Es necesario actuar desde una posición que aparente fuerza, si no es imposible aplacar las intenciones de la muchedumbre".

Los policías consideran que los puntos de seguridad eran "claramente insuficientes" y que los agentes estadounidenses se vieron rápidamente desbordados: "Si los manifestantes se hubiesen encontrado con una hilera de vehículos y vallas colocadas estratégicamente para constituir un muro quizá se hubiesen pensado dos veces sus intenciones".

Pero en su lugar se encontraron -al menos en un primer momento- un despliegue policial marcado por la fragilidad. Así lo muestran las imágenes difundidas en redes por el periodista Elijah Schaffer.

Los círculos de seguridad

Y, por supuesto, fallaron los llamados 'círculos de seguridad'. La protección de infraestructuras estáticas requiere la colocación de varios anillos policiales que permitan el repliegue en caso de inferioridad de fuerza, pero siempre hacia una posición más próxima al edificio. Así se pueden acumular más efectivos y redoblar los círculos internos, más cercanos -en este caso- al Capitolio.

Los agentes toman como referencia el despliegue que se hizo en las inmediaciones del Parlament de Cataluña cuando independentistas radicales trataron de entrar en él: "Son casos diferentes por la citada proliferación de armas de fuego que hay en Estados Unidos, pero puede servir de referencia. Los violentos abrieron varias brechas en Barcelona y llegaron hasta las puertas del edificio, pero no lograron su objetivo porque allí se concentraba el grueso de los policías".

Asalto al Capitolio: las imágenes de los disturbios en Washington
Asalto al Capitolio: las imágenes de los disturbios en Washington Michael Nigro/Sipa USA / Cordon Press

Todo eso falló en el Capitolio de Washington. Las imágenes reflejan a radicales trepando por los muros con la ayuda de cuerdas y accediendo al edificio. Ya en su interior, no fueron pocos los que aprovecharon la oportunidad para inmortalizar su 'hazaña' desde la tribuna del orador o, incluso, para llevarse parte del mobiliario.

Evacuación e identificación de los asaltantes

El asalto se saldó con la intervención de la Guardia Nacional, en una jornada ya marcada por el luto. Cuatro fallecidos y decenas de heridos. Medio centenar de detenidos. Los antidisturbios españoles lamentan escenas como la del disparo a bocajarro contra una mujer en el interior del Capitolio: "Es un recurso tan extremo que jamás se contempla".

Un asalto que ha marcado un antes y un después en la Historia de Estados Unidos. "Queda por saber qué pasa con los violentos que entraron", advierten los policías entrevistados por Vozpópuli. Precisamente en eso centra ahora su esfuerzo el FBI; en identificar a cada una de las personas que accedieron al Capitolio para que afronten las consecuentes decisiones judiciales.

El cuerpo federal ya ha pedido colaboración ciudadana para identificar a cada uno de ellos:

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba