La Fiscalía Anticorrupción pide imputar al secretario de Estado de Industria durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE), Pedro Luis Marín Uribe, por el desvío de 30 millones de euros a los líderes de UGT Asturias, según informa El Mundo.

Marín Uribe, al que se le atribuye un delito de prevaricación y otro de malversación de caudales públicos, habría utilizado la construcción de una residencia de la tercera edad en la localidad asturiana de Felechosa para realizar este desvío. Entre los receptores de la cantidad destaca el histórico líder sindicalista José Ángel Fernández Villa.

Según recoge el rotativo, la Fiscalía sostiene que el exsecretario de Estado de Industria, "influenciado por el poder político y sindical", aprobó el desvío de dinero público, incumpliendo los "escasos requisitos que la normativa que regula las subvenciones establece".

Más peticiones de imputación

Junto a Marín Uribe, la Fiscalía Anticorrupción pide la imputación de los principales responsables del Ministerio de Industria de aquella época. Durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero al frente de España, esta cartera estaba liderada por Miguel Sebastián, cuya actuación ha sido criticada por el organismo.

Anticorrupción concluye que ambos miembros del Gobierno de Zapatero "desatendieron las recomendaciones realizadas por la Abogacía del Estado y la Secretaría Técnica del Ministerio de Industria" al dejar "en manos de una Mesa Regional" la adjudicación de el importe para la construcción de la residencia de ancianos anteriormente mencionada.