La Fiscalía Anticorrupción no comparte el criterio del magistrado del caso Rato. El Ministerio Público ha recurrido el auto en el que cual dejaba al borde del banquillo al exvicepresidente del Gobierno al considerar que no incluyó el resultado de unas pesquisas clave de Hacienda así como los fondos que habría amasado en una sociedad luxemburguesa y que ascenderían a 77,5 millones de euros. La fiscal al frente de la causa considera que se trata de datos de calado que el instructor Antonio Serrano-Arnal ha obviado y que deberían figurar en el procedimiento.

Así lo recoge en su recurso interpuesto ante la Audiencia Provincial de Madrid y, según el cual, el magistrado que ha investigado la fortuna de Rato en el extranjero omite datos y "entremezcla confusamente" hechos de distinto delito. De acuerdo con el escrito, al que ha tenido acceso Vozpópuli, el auto del pasado mes de marzo elude cualquier referencia al informe que realizó Hacienda en julio, que vendría a analizar las cuotas tributarias defraudadas por el exdirector gerente del FMI y que procederían en su mayor parte de fondos ocultos en el extranjero. Según este trabajo realizado por la unidad de la AEAT adscrita a Anticorrupción, Rato habría defraudado 7,47 millones de euros entre los ejercicios 2005 y 2015.

Se trata de unas cifras que no coinciden con el anterior informe de Hacienda de marzo de 2020 y que es en el que se apoyó el instructor para procesar a Rato junto con otras doce personas más por los delitos de corrupción en los negocios, blanqueo y evasión fiscal. Así, mientras el que fuera presidente de Bankia sostiene que se ha llevado a cabo una investigación prospectiva y que la Fiscalía ha actuado a espaldas de su defensa junto con la UCO y Hacienda, Anticorrupción apunta en la dirección contraria. Al respecto mantiene que, frente a los cinco millones de euros localizados fuera de España entre 2006 y 2009 y que constan sin declarar, el perito de Hacienda de la Unidad de dicha Fiscalía identificó 16,1 millones hasta 2015.

La diferencia de bases imponibles relativas a la partida 'tráfico de divisas' difiere en casi 11 millones de euros entre el resultado de la ONIF y el informe de la Unidad de Fiscalía

En lo que respecta a las firmas que gestionó desde el extranjero no solo destaca Vivaway y Kradonara (a nombre de su excuñado Santiago Alarcó hasta 2006) sino que recoge otras tres más constituidas en Panamá e Irlanda. La fiscal Anticorrupción al frente del caso, Elena Lorente, ya se había hecho eco de este entramado en el escrito en el cual solicitó una pena de 70 años de prisión para el exlíder popular, si bien en su recurso precisa que el juez ha omitido las transferencias bancarias relacionadas con las firmas. Destaca Wescastle Corporation, Red Rose Investments, y Red Rose Financial Enterprise (esta última constituida a través del despacho Mossack Fonseca en Panamá en noviembre 2005).

Otras sociedades offshore

Además de estas firmas, el informe de julio mencionó otras cuentas en el extranjero ubicadas en Washington, Reino Unido, Bélgica o Kuwait. Los fondos que aglutinaban variaron desde los 243.700 euros en el caso de la cuenta belga a 49.300 euros en Kuwait. Del mismo modo añade que localizaron escrituras y correos de un total de cinco sociedades de entre la que destaca Wheelerdale Corporation Sarl. La misma se constituyó en 2012 en Luxemburgo y se domicilió en Curaçao (Antillas Holandesas) y, según sostiene la Fiscalía, pudo parapetear tras esta firma un total de 77,42 millones de euros en 2016; mismo año que arrancó el juicio por las tarjetas black de Caja Madrid y Bankia. Del mismo modo destacan Lilac Trading Limited (Gibraltar); G.I International Holding Amsterdam B.V; East River Company Limited (Suiza) y la sociedad holandesa Lamartime.

"De resultas de ello, Rodrigo Rato titulaba bienes y activos ocultos en el exterior y desconocidos para la Hacienda española a través de distintas cuentas y sociedades opacas existiendo un abundante soporte documental probatorio incautado en la causa que tiene la suficiente entidad para ser incluido dentro de los hechos objeto de imputación", reza escrito de la fiscal, la cual se hace eco del "trasvase de activos contaminados" en el año 2008 entre cuentas de las que era titular. Además apunta que realizó ampliaciones de capital y préstamos para repatriar el dinero a España y añade que los tres millones de euros que depositó en la Audiencia Nacional en calidad de fianza por el caso de las tarjetas 'black' se presentó a través de aval bancario de una firma de la que era consejero delegado un primo suyo.

Finalmente la Fiscalía solicita al magistrado que incluya en la lista de procesados al exsecretario de Estado de Hacienda José Manuel Fernández Norniella por su implicación en el presunto reparto de comisiones de los contratos de publicidad de Bankia. Serrano-Arnal le procesó en un primer momento cuando investigaba la causa en piezas separadas. No obstante, y tras unificar todas las partes del procedimiento, descartó incluir al expolítico popular, del que el Ministerio Público asegura que figura "plenamente identificado" en el relato de los hechos.