La Fiscalía anticorrupción ha presentado una querella contra el Grupo Isolux Corsan y quienes fueran sus directivos entre 2008 y 2015. Según ha informado el ministerio público, con esta acción judicial pretende "investigar el presunto pago de comisiones ilegales a funcionarios públicos de alto nivel de la República Argentina con motivo de la adjudicación a dicha sociedad en el año 2007 de la construcción de una central termoeléctrica en la ciudad de Río Turbio en aquel país".

La querella se dirige exclusivamente contra los responsables de Isolux en España al tiempo de los hechos y no contra los ciudadanos argentinos responsables de la sucursal en Argentina, al encontrarse ya estos procesados y pendientes de juicio en aquel país.

Según ha precisado la Fiscalía, la querella se sustenta en la investigación llevada a cabo por la justicia
argentina en el conocido como caso “cuadernos de la corrupción”, en el que se acredita que "durante los años 2003 a 2015, varios funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional habrían constituido una asociación ilícita, dirigida por Néstor Carlos Kirchner y Cristina Elisabet Fernández –actual Vicepresidenta de la Nación–, dedicada al cobro de comisiones ilícitas vinculadas a la concesión de obras públicas a diversas empresas".

El juez a cargo de las pesquisas en Argentina ha concluido que entre 2008 y 2015 el grupo español efectuó al menos 19 entregas de dinero a tales funcionarios, "cada una de ellas por regla general por
un importe de 300.000 USD". Según la investigación dirigida en el país sudamericano, dichas "entregas se ejecutaron por los responsables locales de Isolux" y fueron "autorizadas por la matriz española que, además, transfirió periódicamente los fondos necesarios para ello desde España".