La futura gestión de los fondos europeos, en el marco de las ayudas por la pandemia, es posiblemente el principal asunto de la agenda que lleva a Moncloa este jueves el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. Será recibido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que será la primera reunión entre ambos desde que el  gobernante andaluz tomara posesión del cargo, en enero de 2019. De hecho, la reunión se ha fijado justo después de que la administración autonómica mostrara su queja por la ausencia de encuentro alguno en dos años y medio, así como la prioridad con cita fijada para el recién investido presidente de Cataluña, Pere Aragonés.

La cita de este jueves en Moncloa se producirá justo un día después de que Sánchez haya anunciado, este miércoles, la celebración de una convención de presidentes autonómicos –antes del verano– para darles a conocer el Plan de Reconstrucción que la Comisión Europea, dotado con 19.000 millones de euros para España en 2021.

Otro de los asuntos a tratar, con especial interés por parte de Moreno, es el cambio del modelo de financiación autonómica. De hecho, el gobernante andaluz parte de una premisa clara: la ahora ministra de Hacienda, María Jesús Montero, reconoció cuando era consejera del ramo para Susana Díaz, en el anterior Ejecutivo regional, la necesidad de reclamar al Estado 4.000 millones de euros anuales desde que se implantara el actual sistema de reparto a las comunidades. Se trató de la conclusión a la que llegó, hace cuatro años, un grupo de trabajo impulsado desde el Parlamento con sede en Sevilla.

El portavoz del PP en la Cámara autonómica, José Antonio Nieto, ha destacado el "consenso" logrado por Moreno, tras las reuniones del martes con el resto de portavoces, para reclamar un nuevo sistema de  financiación y "reparto justo" de fondos europeos.

La coalición de gobierno PP-Cs tiene claro que "urge cambiar de forma radical un sistema de financiación por el que Andalucía pierde muchísimos recursos cada año", ha lamentado Nieto tras considerar que el reparto de los fondos europeos, consensuado con el resto de partidos, "no debe hacerse de forma lineal y política, alejándose así de los criterios objetivos".

El Gobierno de Moreno Bonilla defiende que el reparto de dichos fondos debe llevarse a cabo con las comunidades autónomas, usando los mismos criterios que los empleados por la Unión Europea para entre los Estados miembros, como son población, PIB y paro.

En el marco de la "cogobernanza" que defiende Moreno los fondos que corresponden a Andalucía "no  tiene por qué pasar todos por la Junta de Andalucía", ha advertido el portavoz del PP, sino que también  podrían gestionarse desde el propio Gobierno de España o los ayuntamientos, "porque lo importante es que ese reparto se realice dándole a Andalucía el porcentaje que le debe corresponder", ha defendido.

Apoyo al sector turístico

La campaña de vacunación, la reforma de la Ley de Salud Pública de 1986, el apoyo al sector turístico andaluz y el impulso a los corredores ferroviarios central y mediterráneo, también están entre los asuntos que Moreno pretende trasladar a Sánchez.

El presidente andaluz ha indicado que acude a la reunión en Moncloa con una actitud de "máxima lealtad", consciente de que todas las administraciones tienen que empujar en la misma dirección para salir de esta crisis, mientras ha querido dejar claro que Andalucía no pretende ser más que nadie, pero tampoco será "menos que nadie". A este respecto, ha avisado de que si el Gobierno central constituye mesas bilaterales con algunas comunidades, como puede ser el caso de Cataluña, también va a demandar una "mesa bilateral" con Andalucía para tratar asuntos de interés general.