El primer obstáculo al que se enfrenta el Gobierno andaluz de coalición, conformado por Partido Popular y Ciudadanos, tras la retirada del apoyo parlamentario de Vox, que atañe a todo aquello que no haya sido firmado con anterioridad, ya está sobre la mesa. Para aprobar las nuevas medidas anticovid urgentes en sede parlamentaria, por el trámite de lectura única, son necesarios los votos de la formación de Abascal, así como los del resto de grupos, pero a día de hoy, martes, el hasta ahora socio que posibilitó el cambio en Andalucía no ha dado su brazo a torcer. Las sesiones plenarias se celebran este miércoles y jueves.

"No descartamos ni mucho menos y vamos a pelear hasta el último minuto para que la modificación de la ley de salud pública, para luchar con mejores herramientas contra la covid, vaya por lectura única y cuente con el apoyo de todos los grupos parlamentarios", ha respondido en rueda de prensa este martes el Consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ante la pregunta sobre si les preocupa el nuevo posicionamiento de su hasta ahora aliado.

Sin nombrar en ningún momento a Vox, el también portavoz del Ejecutivo que preside Juanma Moreno ha querido hacer un llamamiento a la responsabilidad  porque, según ha enfatizado, "estamos hablando de la salud de las personas y no de política", por lo que ha apelado a los "grupos parlamentarios" para la aprobación de esta ley "y no de ninguna estrategia política".

"Quien no lo entienda así tendrá que explicarlo"

En base al "criterio" que Bendodo ha esgrimido para contar con tal respaldo, entiende "que el apoyo debe ser unánime y debe ir por lectura única". De lo contrario, ha recalcado el consejero, "quien no lo entienda así tendrá que explicarlo", en un claro mensaje dirigido a la formación de extrema derecha, si se tiene en cuenta que no hay duda alguna sobre que PP y Cs contarán con los votos del PSOE, los anticapitalistas de Teresa Rodríguez (no adscritos), así como lo que que queda de Adelante Andalucía (conformada por Podemos e Izquierda Unida tras la escisión de los anticapitalistas).

En relación con las negociaciones que lleva a cabo el consejero de Salud, Jesús Aguirre, para cerrar a contrarreloj la negociación con Vox, Bendodo no ha ofrecido detalles al respecto: "No sé el punto exacto y la coma del consejero de Salud con su equipo y con los grupos parlamentarios", ha dicho de forma escueta a la hora de reforzar la necesidad de "una herramienta útil para luchar contra la covid", en alusión al terreno legislativo.

Si se tiene en cuenta que Vox es proclive a que no se apliquen nuevas restricciones, la retirada de su apoyo a tales medidas no les pasa factura entre sus votantes, ni parece preocuparles en absoluto, como ya informó Vozpópuli este domingo.

De no conseguir el bipartito andaluz el apoyo de Abascal y los suyos por lectura única parlamentaria, se iniciaría ahora un lento proceso para aprobar, de forma ordinaria, esta reforma de la mencionada ley sanitaria, con el consiguiente retraso que implica todo el proceso burocrático, algo que PP y Cs pretendían salvar en el momento actual, tras los últimos reveses judiciales sobre cierres perimetrales de municipios. 

La comparecencia de este martes, habitual cada semana tras el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, ha servido para escenificar la solidez y estabilidad interna que traslada el Ejecutivo que preside Juanma Moreno. Han sido dos los consejeros de Cs que han arropado a Bendodo. Se trata del titular de la cartera de Educación, Javier Imbroda,  y de la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, envuelta en la polémica días atrás cuando Vox arremetió contra ella, al acusarla de "provocar un efecto llamada" para acoger menores marroquíes migrantes llegados a Ceuta.

"Hemos dado muchísimas muestras y ejemplos de que este gobierno es sólido y fuerte y tiene mandato de cambio", después de casi cuarenta años de gobiernos socialistas en Andalucía. Por tales motivos, ha apuntado Bendodo, los objetivos en los que están centrados ahora PP y Cs (vacunación y recuperación económica) "conllevan la estabilización".

Presupuestos de 2022

En línea con su discurso del lunes, el titular de Presidencia ha vuelto a reiterar, sobre Vox,  que "está habiendo intentos de desestabilización, pero este gobierno por cada intento que haya más se refuerza".

Acerca de los Presupuestos de 2022, al recordar que se puede gobernar con la prórroga de los de 2021, el consejero ha anunciado que hablarán "con todos los grupos, no sólo con Vox". Todo ello después de que en el turno de preguntas se le pidiera una valoración sobre lo dicho por Abascal el domingo en Sevilla, cuando sugirió a Moreno Bonilla, al que llamó "buen hombre", por su talante moderado y centrista dentro del PP, que "de ahora en adelante cuente con los socialistas".

Una vez Bendodo ha mostrado su respeto a que "todo el mundo tiene la estrategia de hacer lo oportuno", el citado gobernante del PP andaluz ha dejado claro que "mientras unos están en el adelanto [electoral] otros estamos en la vacuna y en el empleo".