"El Parlamento de Andalucía no puede ser sólo una Cámara de los desacuerdos". El candidato del PSOE a la presidencia de la Junta, Juan Espadas, ha hecho este miércoles una clara declaración de intenciones. Pretende dejar atrás la era de Susana Díaz y anuncia "una nueva etapa política" para alcanzar acuerdos con el Partido Popular, socio de Ciudadanos en el Gobierno de centroderecha que salió de las urnas el 2 de diciembre de 2018, con el apoyo de Vox como aliado de legislatura.

Espadas, que se ha reunido con los 32 parlamentarios con que cuenta el Grupo Socialista (faltaba Susana Díaz), ha dicho que viene "con humildad" a "abrir puertas y ventanas" y su disposición al diálogo es "sincera". Una hora antes Vox advertía de que la reunión entre el también alcalde de Sevilla y el presidente de la Junta, Juanma Moreno –prevista para este jueves– "tiene la trampa de que busca desviar a Vox como socio de Gobierno", en palabras de su portavoz parlamentario, Manuel Gavira.

Preguntado sobre lo anterior, Espadas ha dicho entender el "nerviosismo" de la formación de Santiago Abascal, a partir de ahora. Y es que Vox podría quedar desdibujado en su, hasta el momento, papel de aliado indispensable para Moreno Bonilla. El presidente andaluz es firme partidario de tender puentes y cerrar acuerdos con el sustituto de Susana Díaz. Ella bloqueó, de forma sistemática, la acción de gobierno en el Parlamento y no existió interlocución alguna con PP y Cs.

"El problema de Vox es que estaba acostumbrado a ser el protagonista exclusivo y absoluto de la vida política en este Parlamento, y a ser, en definitiva, el que tenga secuestradas muchas de las decisiones que tenga que tomar el Gobierno andaluz", ha argumentado  Espadas. Acto seguido ha querido dejarle "claro" al citado partido que "el PSOE va a ejercer su labor de primer grupo parlamentario en esta Cámara, como lista más votada, y como tal el peso político que tenemos".

Tras destacar que su oferta de diálogo a PP y Cs "no es un cheque en blanco", Espadas ha avanzado que, ante "la poca esperanza y mucho temor que levanta Vox, nosotros vamos a introducir estabilidad, para que las decisiones que tenga que tomar el Gobierno andaluz, porque creamos que son buenas para los intereses generales de los andaluces, tengan la colaboración del PSOE".

Rival directo de Moreno Bonilla

Una de las primeras medidas que pondrá en marcha el rival directo de Moreno Bonilla será reunirse con todos los los portavoces políticos parlamentarios, incluido el de Vox, al contrario de lo que ha hecho el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Cuenca, que ha excluido ha dicho el partido de sus conversaciones para intentar formar gobierno en Granada.

"No hay bicefalia alguna" con Susana Díaz

Tal y como hiciera la misma noche de su victoria en las primarias Espadas ha vuelto a reiterar este martes que "no hay bicefalia alguna" con Susana Díaz. Lo ha tenido que repetir ante las insistentes preguntas de los periodistas acerca del periodo de interinidad que se mantiene abierto al frente del PSOE andaluz. La todavía secretaria general mide sus tiempos y está a la espera de destino, como senadora por designación autonómica, tal y como adelantó VozPópuli el pasado 19 de junio. Para ello, antes tendría que renunciar al acta uno de los tres representantes por tal condición en la Cámara Alta.

Por el momento, la que más suena para renunciar como senadora autonómica es Marisa Bustinduy, veterana política malagueña y destacada 'susanista'. Díaz ha pretendido, sin éxito, cobrarse la pieza de su exportavoz gubernamental y exconsejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, ahora 'espadista', para que renunciara como senador. No lo hará. De hecho, cabría la posibilidad de que Juan Cornejo, mano derecha de Díaz en el partido, como secretario de Organización en el PSOE-A, renunciara a su acta de parlamentario por Cádiz. De forma automática sería sustituido por Vázquez –al correr la lista– y la plaza senatorial quedaría libre para Díaz.

"Las preguntas sobre la señora Díaz las tendrá que responder la señora Díaz", ha pretendido zanjar Espadas sobre el futuro a corto plazo de la expresidenta de la Junta de Andalucía. El candidato a la Junta ha pretendido aplacar las urgencias: "yo no entiendo de avisos", ha dicho después de que el Comité Federal del PSOE, "del que formo parte", se haya adelantado al 3 de julio. En el cónclave se podría abordar un adelanto de las primarias para la elección de secretario general del PSOE-A, si para entonces Díaz sigue atrincherada en su cargo orgánico.

"La secretaria general no está ejerciendo", ha matizado Espadas para dar a etender el vaciado de contenido de las funciones de Susana Díaz al frente del partido. Durante su comparecencia ha estado arropado por la nueva portavoz parlamentaria, Ángeles Férriz, su mano derecha en la campaña de primarias, así como de los nuevos portavoces adjuntos, María Márquez, Gerardo Sánchez y Araceli Maese, y de la nueva secretaria general del Grupo Socialista, Soledad Pérez.

Mensaje claro de Espadas a Díaz para que no haya injerencias: "Esto no va de invadir el papel que no te han dado, sino que va de generar un espacio de confianza mutua en el que podamos trabajar en los próximos días".

Se muestra "convencido" de que, en breve, "vamos a llegar a una fórmula que permita no sólo que el resultado de las primarias y la nueva dirección estratégica del partido se refleje en los órganos de decisión, sino también en la tarea del grupo parlamentario", desea Espadas.