España

Juicio por el "amaño" en las oposiciones de 2012 a Policía Local de Sevilla

37 agentes municipales se sientan en el banquillo de los acusados por una posible filtración del examen que daba acceso a una plaza de policía en la capital andaluza

Policías locales de Sevilla.
Policías locales de Sevilla. EFE

El Juzgado de lo Penal número 10 de Sevilla investiga el posible amaño en los exámenes de las oposiciones para Policía Local de Sevilla en el año 2012. Según las pesquisas, 37 opositores habrían tenido acceso al examen antes de realizarse gracias a una filtración desde el propio cuerpo. El juicio comenzó el pasado 11 de septiembre y en el banquillo se sentarán 45 personas.

El asunto cobra mayor relevancia ya que la mayoría de los ‘agraciados’ guardan parentesco con policías veteranos y sindicalistas. El hijo del presidente del Sindicato Profesional de Policías Municipales en la capital, Manuel Bustelo, es uno de los procesados por beneficiarse supuestamente del amaño. Y un histórico sindicalista, Manuel Baso, se sienta también en el banquillo como responsable de la posible filtración, según informa Abc.

El juez instructor de la causa empezó a sospechar de que la investigación podía tener base cuando comprobó que muchos de los opositores respondieron las mismas frases, y en el mismo orden, en el examen. La prueba escrita no se podía aprobar estudiando algún libro, sino que las respuestas debían ser razonadas en base a lo que habían aprendido. Los aspirantes también cometieron los mismos errores.

Comienzo de la investigación

El epicentro de este terremoto laboral surge en una unidad policial hoy claudicada: la Gepol, una suerte de Asuntos Internos creada en la capital. Configurada por tres agentes, fue creada por el ya fallecido jefe de Policía José Aulet, cuando Alfredo Sánchez Monteseirín era el alcalde de la ciudad.

Con la llegada del socialista Juan Espadas al Consistorio sevillano, desaparecía la Gepol por las presiones de otros agentes, que decían que no podían investigar el caso al no ser un trabajo ‘oficial’ que apareciese en la Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento.

La defensa de los acusados se ha centrado en desacreditar a estos tres policías, esgrimiendo que no tenían competencias para investigar el caso de la filtración. Llama la atención que poco se ha rebatido sobre los hechos que intentan esclarecer ahora la Justicia.

Al desaparecer la Gepol, los tres miembros adscritos tuvieron que volver a sus antiguos puestos de trabajo. Desde ese momento deberían compartir taquillas con los compañeros a los que estuvieron investigando en el proceso de selección de 2012, de no ser que todos ellos están de baja y fuera del cuerpo.

Acoso

La fiscal del caso ha relatado en la sala cómo los agentes de Gepol han sufrido “roturas de neumáticos, amenazas y acoso laboral” como represalias por haber investigado a sus compañeros. "No han podido salir a la calle, les han hecho este gesto (pasando el dedo por el cuello como un cuchillo). Son elementos que recuerdan a la mafia italiana", afirmó.

La defensa ha apuntado en todo momento a una sentencia que en 2017 quitaba responsabilidad al Ayuntamiento sevillana ante cualquier tipo de acoso hacia los agentes, aunque en el escrito judicial no negaba que los policías no hubieran sufrido dicha situación. El juez ha apuntado que los ataque vendrían de “un sindicato” del cuerpo o de los propios agentes afectados por las investigaciones.

La dura posición de la Fiscalía

Los medios locales están de acuerdo en calificar de dura la posición de la Fiscalía en la causa. La representante del Ministerio Público ha llegado a comparar a la supuesta trama para conseguir una plaza en la Policía Local con “la camorra italiana”, mencionando al autor del libro “Gomorra”, el periodista Roberto Saviano, para poner negro sobre blanco lo que han sufrido los policías que denunciaron el supuesto amaño.

“La ley del silencio”. Así calificaba la fiscal Ana Linares el proceso que han tenido que soportar los denunciantes, y ha subrayado la valentía que han tenido los policías durante todo el proceso

Así son las pruebas para la Policía sevillana

Entre los requisitos para ser Policía Local exigidos en Sevilla, caben destacar: tener la nacionalidad española, tener 18 años y no exceder de la edad máxima de jubilación, medir 1,65 metros los hombres y 1,60 las mujeres, tener la titulación de Bachillerato, o estar en posesión de los permisos de conducción A2 y B.

Además del examen sobre el temario necesario, las pruebas físicas precisan de una preparación específica y que se adecue a las capacidades y aptitudes de cada opositor. Los aspirantes parten desde distintos niveles de forma física, por lo que la preparación no puede ser para todos por igual. La personalización y progresión es esencial para conseguir una preparación consistente y de garantías.

Los test psicotécnicos para Policía Local están orientadas a comprobar que las aptitudes y rasgos de personalidad de los aspirantes son los más adecuados para la función policial a desempeñar.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba