El usuario de Twitter Alvise Pérez ha sido llamado a declarar en calidad de imputado por difundir en esta red social una falsa prueba PCR positiva del exministro de Sanidad y candidato del PSC a la Generalitat, Salvador Illa, durante la campaña de las pasadas elecciones catalanas del 14 de febrero.

La titular del Juzgado de instrucción 33 de Barcelona le ha citado como investigado para el próximo mes de septiembre por falsedad documental e injurias tras la denuncia de la Fiscalía contra el tuitero, según recoge EFE.

La juez cita a Alvise tras haber tomado declaración el mes pasado al propio Salvador Illa, quien comunicó su intención de personarse como acusación particular en la causa para defender su "honorabilidad" tras las "calumnias" vertidas por el tuitero.

La Fiscalía llevó al juzgado al tuitero a raíz de una denuncia que presentó el PSC por la falsificación de la PCR, que fue difundida coincidiendo con un debate electoral en La Sexta cuando faltaban tres días para las elecciones catalanas del 14F, en las que Illa era cabeza de lista de los socialistas.

La Fiscalía de delitos informáticos presentó una denuncia por los presuntos delitos de falsedad documental e injurias, y el juez acordó abrir una investigación. El 12 de febrero, dos días antes de la campaña electoral, el PSC denunció estos hechos ante la Fiscalía, que después de investigarlo lo ha llevado al Juzgado.

Perjudicar a Illa

La denuncia del fiscal se refiere, en concreto, a un tuit publicado el 11 de febrero, con una foto "de un papel que simulaba ser un informe clínico fechado del 6 de febrero" en el que Illa supuestamente había dado positivo en coronavirus.

"El supuesto resultado diagnóstico había sido íntegramente confeccionado por el denunciado, sin que el laboratorio hubiera en ningún caso emitido éste o ningún otro informe" con ese número de registro, exponía la denuncia por la que el juez abrió la investigación.

El fiscal sostiene que la difusión de este documento durante la campaña electoral tenía la intención de perjudicar a Illa y a su candidatura en la votación.

Alvise Pérez tiene más de 220.000 seguidores en Twitter, donde se identifica como analista, y ya había protagonizado anteriormente polémicas relacionadas con bulos después desmentidos, entre ellos la difusión de un montaje fotográfico en el que aparecía un gran cartel con el rostro de Pedro Sánchez y el lema "Un buen ciudadano obedece", colgado en la fachada de la sede federal del PSOE.