Las discrepancias entre la Comunidad de Madrid y la delegada del Gobierno de Pedro Sánchez en la región, Mercedes González, se hicieron patentes tras la caída del estado de alarma. Mientras la capital rechazaba solicitar el toque de queda, González lo defendía. El último rifirrafe se ha producido este miércoles en una rueda de prensa en directo con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.

Almeida y González se han reunido este miércoles para tratar de establecer una coordinación con vista a la festividad de San Isidro en la capital.

El alcalde madrileño ha comenzado la comparecencia pidiendo prudencia a los ciudadanos e instando a la población a que evite las aglomeraciones y concentraciones celebradas tras la caída del estado de alarma.

Pese a que ambos han comenzado con un clima de cordialidad, en el que Almeida ha asegurado estar "convencido de que con esta delegada del Gobierno habrá diálogo continuo y fluido pese a las discrepancias" y que González ha dado las gracias al alcalde por devolverla a su "casa", la tensión ha llegado tras la primera pregunta de los periodistas.

"Bueno, pues se acabó la cordialidad (...) Ha durado bastante para lo que somos", ha dicho la delegada del Gobierno en Madrid.

Almeida ha 'invitado' a reflexionar al Ejecutivo de Sánchez porque "todos van en una dirección y el Gobierno de la nación" en otra. "Cuando las comunidades autónomas, gobernadas por partidos tan distintos, tienen un mismo mensaje de que no hay instrumentos suficientes para combatir la pandemia, el Gobierno no puede seguir enrocado en que sí que los hay", ha reprochado el alcalde.

"Quien tiene un lío es el Gobierno de la nación, quien un problema, son los españoles", ha concluido en su primera intervención.

"Se acabó la cordialidad"

"Bueno, pues se acabó la cordialidad", ha respondido rápidamente la delegada en Madrid, que ha asegurado que han durado "bastante" para lo que, ha añadido, son. La tensión no ha tardado en aparecer y González ha aseverado que "discrepa" de lo defendido por Almeida.

"Yo creo que quien tiene un lío severo es la Comunidad de Madrid, que cuando hay una 'covid a la madrileña' se tiene que tomar por parte de las instituciones madrileñas decisiones de acuerdo a la 'covid madrileña' y debe aplicar todos los instrumentos que están a su alcance, que lo hay", ha continuado González.

Podría apostillar, pero no lo voy a hacer", ha dicho en tono jocoso el alcalde, a lo que la delegada ha bromeado: "De aquí sacamos un disco de Pimpinela".

"Podría apostillar, pero no lo voy a hacer", ha respondido en tono jocoso el alcalde, a lo que la delegada ha bromeado: "De aquí sacamos un disco de Pimpinela".

Tras asegurar que desde dentro de la Comunidad se barajó "seriamente" establecer el toque de queda, aunque finalmente se rechazó, González ha afirmado que "el carajal está en el seno del Ejecutivo regional".

Almeida ha insistido en que desde Moncloa se hablaba de un 'plan b' jurídico que finalmente no existe y que se han dado varias versiones distintas, porque "el Gobierno ha renunciado", pese a que se "comprometió de palabra y firmó por escrito".

"Patadas" al Gobierno de Sánchez

Según González, ha sido la Comunidad la que "no ha querido aplicar todas las herramientas disponibles ahora, cuando tiene las competencias". "Se ha dedicado a hablar de libertad", ha continuado para después acusar al Ayuntamiento de agitar el "espantajo" y asegurar que Almeida "está actuando de portavoz del PP y no como alcalde". "A mí me gustaría más parecerme a Valencia", ha dicho.

"Vamos a dejar de utilizar la pandemia para atacar al Gobierno de Pedro Sánchez", ha reprochado la delegada del Ejecutivo al alcalde madrileño. "Estoy aquí para defender cada patada que le des, cuando me dan, respondo", ha continuado entre acusaciones entre ambos de "cachondeo" del Gobierno nacional y del regional.