El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se mostró partidario este martes de que, “si se dan las garantías sanitarias, no haya cierre perimetral” de Madrid en la Semana Santa.

Lo dijo en el acto convocado con motivo de la puesta en marcha de una nueva línea de autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) en el barrio de Aravaca, donde apuntó que “hay que entender que el turismo es esencial para la reactivación económica”.

Por ello, continuó, “somos partidarios de que el turismo se vaya recuperando”, aunque recalcó que “la prioridad es seguir luchando contra la pandemia”.

En este sentido, incidió en que, “si se dan las garantías necesarias”, los turistas puedan llegar a la ciudad de Madrid “con las mismas restricciones que los madrileños y las PCR hechas, porque la capital “tiene el privilegio de tener abiertos los teatros y cines”, por lo que “hay actividad cultural abierta”.