El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha tachado de "lamentables" las congregaciones multitudinarias que se produjeron esta pasada madrugada en distintos puntos de la capital tras decaer el estado de alarma y traslada que "libertad no es infringir las normas".

"Las imágenes de ayer son lamentables. Los botellones no están permitidos en la ciudad de Madrid. Muestro condena absoluta ante las imágenes de ayer. Pese al despliegue policial se han seguido produciendo estas imágenes", ha lanzado Almeida en declaraciones a los periodistas tras celebrarse un acto por el día de Europa.

"No es libertad"

El regidor ha recordado que el hecho de que no haya estado de alarma ni toque de queda no quiere decir que "no haya pandemia". Así, ha pedido respetar las reglas de convivencia básicas en la ciudad de Madrid, donde ha recordado que "no se pueden hacer botellones".

"La libertad no consiste en infringir las normas ni en hacer botellones; porque no están permitidos en la ciudad de Madrid. Hacer un botellón en la Comunidad de Madrid no es libertad", ha zanjado el alcalde.