El Consejo de Ministros ha elegido al actual encargado de negocios en Venezuela, Juan Fernández-Trigo, nuevo secretario de Estado para Iberoamérica, mientras que la hasta ahora secretaria de Estado para Cooperación Internacional, Ángeles Moreno, pasa a ser la número dos de José Manuel Albares como secretaria de Estado de Asuntos Exteriores.

El secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba, seguirá al frente de este departamento, tal y como adelantó Vozpópuli. El hueco que deja Moreno al frente de la Cooperación Internacional lo ocupará la diputada socialista gallega Pilar Cancela, actual secretaria del área de Políticas Migratorias y PSOE del Exterior.

Además, el nuevo embajador español ante la Unión Europea será Marcos Alonso, actual embajador en Albania y que estuvo junto a Albares en la etapa de Moncloa como director del departamento de Asuntos Europeos y G20 de la Presidencia del Gobierno.

Fernández-Trigo es el embajador oficioso de España en Venezuela desde noviembre del año pasado, si bien fue acreditado ante las autoridades venezolanas como encargado de negocios. Exteriores justificó entonces esa decisión política porque España no reconoció los últimos comicios electorales que organizó el régimen de Nicolás Maduro. En este sentido, el Ejecutivo de coalición siguió el ejemplo de Italia y Países Bajos, dos países europeos que se habían limitado a enviar encargados de negocios en vez de embajadores en los últimos meses.

Antes de su llegada a Venezuela, Fernández Trigo fue el embajador de España en Cuba. En su condición de encargado de negocios no tuvo que presentar cartas credenciales a Maduro y, por tanto, tenía un trato inferior con el Gobierno venezolano a diferencia de su predecesor, Jesús Silva

Reunión con el magnate próximo a Plus Ultra

Tras el estallido de la polémica sobre Plus Ultra, Vozpópuli desveló que el máximo responsable de la embajada española en Venezuela recibió el 5 de marzo en su residencia al magnate próximo a la aerolínea, Camilo Ibrahim Issa, junto a un grupo de empresarios que representan intereses españoles en el país sudamericano.

La reunión en Caracas se trató de un almuerzo de trabajo organizado por el consejero comercial de la embajada, Sergio Atance, y en dicho grupo de empresarios se encontraban representantes de compañías españolas con presencia en Venezuela como BBVA, Telefónica, Air Europa, Abanca o Inditex. "El señor Camilo Ibrahim asistió en representación de esta última", precisó la OID.

El citado ágape en la residencia del encargado de negocios se produjo tan solo cuatro días antes de que el Consejo de Ministros aprobase el polémico rescate de Plus Ultra con una inyección de 53 millones de euros del llamado Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, dotado con 10.000 millones para compañías en dificultades financieras fruto de la pandemia del coronavirus.