España

Los agricultores se preparan para nuevas tractoradas por la crisis de los precios en el campo

Los productores están "rabiando" por la situación que atraviesa el sector agroalimentario y amenazan con movilizaciones históricas, similares a las de febrero del pasado año

Los agricultores se preparan para nuevas tractoradas por la crisis de los precios en el campo.
Los agricultores se preparan para nuevas tractoradas por la crisis de los precios en el campo. EFE

La crisis de los precios de los productos agroalimentarios continúa. Aunque silenciado por el ruido de las ciudades, el campo sigue clamando por una situación que lejos de revertirse parece haber llegado para quedarse y amenaza con ser la "ruina" de multitud de agricultores. Campaña tras campaña, la liquidación de las cosechas arroja pérdidas que hacen inviable su actividad. Y ante la falta de soluciones tangibles, son muchos los que esperan nuevas tractoradas, similares a las que tomaron las principales calles y carreteras de España días antes del estallido de la pandemia. 

Las restricciones por el coronavirus obligaron a suspender las movilizaciones que el sector agrario emprendió el pasado mes de febrero. Casi un año después, "la situación no es muy diferente", apuntan desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), una de las organizaciones promotoras de las últimas tractoradas. Ahora no consideran "idóneo estar enfrascados en una movilización generalizada": "Los agricultores y ganaderos lo que quieren es trabajar, producir alimentos, y vivir de su actividad, no estar movilizándose cada dos por tres". 

Pero los días pasan y los agricultores de ciertos sectores no ven solución a los problemas de rentabilidad de sus productos: ocurre con la aceituna, la patata, la cebolla o la barenjena. Por ello, algunos piden más movilizaciones que incrementen la presión sobre el Gobierno y las instituciones de Europa, principal mercado en el compiten los alimentos del campo español. La problemática no es exclusiva de España: en Francia, donde un agricultor se suicida cada día por las dificultades económicas y la soledad a la que se ven abocados en zonas rurales cada vez más despobladas. 

Unidad frente a la "ruina"

"El día que nos unamos, ya se verá que esto coge otra solución", enfatiza Tomás Jiménez, un agricultor del sector olivarero, uno de los más perjudicados por esta "ruina": "Habría que plantearse movilizaciones en cuanto se termine la aceituna". Otros abogan directamente por no recoger la producción en señal de protesta -ahorrando así los costes de la recogida- o deshacerse de esta públicamente para denunciar una situación que está asfixiando en especial a los cultivos tradicionales, que no pueden competir con los cultivos intensivos. "Vamos a coger la aceituna y en marzo vemos lo que pasa", defienden los más prudentes. Los que menos vaticinan protestas históricas 'a la francesa'.

Por ahora, las principales organizaciones agrarias no pretenden retomar el calendario indefinido de protestas que empezaron hace casi un año. Desde UPA reconocen que "hay crisis de precios en sectores puntuales que deben resolverse", para lo que están "trabajando en las mesas de negociación" con el objetivo de "mejorar la ley de la cadena alimentaria, para que sea una herramienta que nos permita garantizar un precio justo para nuestros productos". "También en los próximos meses vamos a trabajar para cerrar el Plan Estratégico de la nueva PAC, una normativa que debe ir dirigida a apoyar a quienes más lo necesiten", apostillan fuentes de UPA en declaraciones a Vozpópuli.

"No sabemos vender, no tenemos el control... Los que colocan el producto se encargan de ganar su margen"

"No sabemos vender, no tenemos el control... Los que colocan el producto se encargan de ganar su margen", reconoce Rogelio Heredia, natural de Jaén, agricultor y miembro activo de Asolite, una nueva asociación en defensa del agricultor tradicional, que es "quien tiene que defender su producto" frente a los intermediarios. "Alguien lo vende y soluciona su economía, no la del agricultor, que se dedica solamente a producir", lamenta: "¿Quién tiene realmente el dinero? Las grandes fortunas y los fondos de inversión".

Rogelio Heredia apunta a esos inversores como los principales responsable del desplome de unos precios con los que no puede competir el agricultor tradicional: los de las producciones intensivas, más mecanizadas, "que no aportan a la sociedad ni la misma calidad de aceite ni muchísimo menos el volumen de jornales de muchas miles de familias". En el caso de su sector, el olivarero, los cultivos tradicionales requieren de una ingente mano de obra con la que se consigue un producto excelente y además "da mucha vida a los pueblos", explica. Por ello, arremete también contra los cultivos intensivos, "que repercuten en el hundimiento de la economía rural" y "no consiguen el mismo aceite de oliva". 

"Rabiando" por la crisis del campo

"Conmigo se ha terminado la tradición del olivar", enfatiza: "Todos mis antepasados son olivareros, pero conmigo se ha terminado ya todo, porque mis hijos ven que no merece la pena, se han dedicado a otras cosas". "No podemos seguir trabajando como burros para no tener rentabilidad", insiste, mientras "los gobiernos miran para otro lado cuando los empresarios hacen y deshacen a sus anchas para hacerse más ricos". 

La crisis de los precios se agrava con la llegada a la Unión Europea de productos procedentes de países de fuera del continente donde las producciones no cumplen con los mismos requisitos fitosanitarios, así como el recorte de la PAC que se hará efectivo en los próximos años y afectará ostensiblemente a España

Y a todo lo anterior se suma la competencia con los productos que llegan a la Unión Europea provenientes de países de fuera del continente donde las producciones no cumplen con los mismos requisitos fitosanitarios, así como el recorte de la PAC que se hará efectivo en los próximos años y afectará ostensiblemente a España. Por ello, vaticina importantes movilizaciones en cuanto la pandemia lo permita. "El covid está parándolo, pero la rabia es enorme", asevera Heredia: "La balanza entre el productor y el comercializador, la gran distribución, está enormemente desequilibrada enormemente y el abuso es insoportable... Los agricultores tenemos que defender nuestra economía y nuestra dignidad, que están siendo pisoteadas”.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba