España

El Supremo dice que el hombre debe recibir mayor pena que su mujer si se pelean

El Alto Tribunal ha dictaminado que la agresión del hombre a la mujer ya es un acto de un acto de violencia de género en el que hay connotaciones de poder y machismo

Cartel contra la violencia de género
Cartel contra la violencia de género EFE

El Tribunal Supremo (TS) ha dictaminado que la agresión de un hombre a una mujer -en el ámbito de pareja o expareja- ya es un acto de violencia de género en el que hay connotaciones de poder y machismo, aunque se trate de una pelea en la que existe agresión mutua

En concreto, los magistrados del Pleno aseguran que "si hay agresión del hombre sobre la mujer, ello es violencia de género; y si hay agresión mutua, no es preciso probar un comportamiento de dominación del hombre sobre la mujer". El fallo del Supremo, del 20 de diciembre y hecho público este martes, revoca así una sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza en la que se consideraba que la agresión mutua era un delito leve. 

Tras fijar el criterio, el Alto Tribunal ha condenado al hombre a seis meses de prisión, ha estimado la privación del derecho a la tenencia y porte de armas por tiempo de 1 año y un día, así como la prohibición de aproximación a menos de 200 metros de su pareja. Por su parte, la mujer tendrá que cumplir una pena de tres meses de cárcel, no podrá portar armas por el mismo periodo y tampoco podrá acercarse al hombre.

Si hay agresión del hombre sobre la mujer, ello es violencia de género"

Intención machista

La sentencia del Supremo subraya que no es necesario acreditar una intención machista en particular. En opinión de los jueces, "añadir el propósito o intención del autor al acto equivaldría a descontextualizar o desnaturalizar la tutela penal contra la violencia de género e implicaría un evidente retroceso respecto de la protección penal".

Sobre la decisión de la Audiencia Provincial, el Supremo especifica que en el caso de agresión mutua tanto el hombre como la mujer deben ser condenados: el hombre, por violencia de género; y la mujer, por violencia familiar

Voto particular

Hay juristas, sin embargo, que discrepan del criterio del TS. La sentencia incluye un voto particular en el que firman cuatro de los 14 magistrados del Pleno. En concreto, ha sido redactado por el magistrado Miguel Colmenero y se han adherido los jueces Alberto Jorge Barreiro, Juan Ramón Berdugo y Carmen Lamela.

En el voto discrepante, los letrados consideran que "hombre y mujer debieron ser condenados ambos como autores" del delito, dado que los hechos probados no contienen elementos que permitan determinar que la "agresión del varón a la mujer se produce en el marco de una relación de dominación, humillación osubordinación de esta última respecto de aquel".

En este sentido, concluyen que tanto el hombre como la mujer debieron ser condenados por un delito de violencia en el ámbito familiar y en su grado inferior. Y puntualizan que el trato "desigual" reflejado en la sentencia "es contrario a la presunción de inocencia". 



Volver arriba