La poca afluencia de votantes ha marcado el arranque de la jornada electoral en Cataluña: según datos oficiales de la Generalitat, hasta las 13 horas han votado el 22,79% de los catalanes, 12 puntos menos que en los comicios de diciembre de 2017, cuando a esa misma hora ya habían acudido a las urnas el 34,79% de los electores. Por circunscripciones, la participación actualmente es la siguiente: Barcelona, 22,51%; Gerona 24,26%; Lérida 24,18%; Tarragona 22,70%.

En rueda de prensa, el consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Solé, ha vinculado la caída de la participación a tres factores: la celebración de las elecciones en plena pandemia; que la primera franja horaria para acudir a votar fuese para personas de riesgo, y al importante incremento del voto por correo.

Con la abstención sobrevolando unos comicios atípicos en los que se han implementado importantes medidas de seguridad para frenar los contagios de covid-19, la totalidad de las 9.139 mesas instaladas en los 2.763 colegios de la región quedaron constituidas poco después de las 11 de esta mañana, tal y como ha informado el consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia, Bernat Solé. "Gracias a todos por la responsabilidad y el compromiso cívico", ha escrito en Twitter. Además, Solé ha asegurado que debido al retraso en la constitución de las mesas la Junta Electoral deberá decidir si prorroga más allá de las 20 horas el cierre de algunos de los colegios que se vieron afectados, pero ha confirmado que los resultados se conocerán esta noche y no habrá que esperar hasta el martes. "No puedo confirmarles a qué hora. Ante todo prima la seguridad", ha señalado en la rueda de prensa de las 13.30 horas.

En Barcelona, Hospitalet de Llobregat y Badalona, las tres ciudades con mayor población de la Cataluña, ha habido problemas para la constitución de algunas mesas electorales, y por ello los colegios tuvieron que abrir ya pasadas las nueve de la mañana

"Mejor de lo previsto"

Sobre esta atípica jornada electoral, el director general de Participación Ciudadana y Procesos Electorales de la Generalitat, Ismael Peña López, ha reconocido en declaraciones al canal de noticias 3/24 que está desarrollándose "mejor de lo previsto".

Además de la covid-19, el mal tiempo está marcando el comienzo del 14-F, frenando la afluencia de votantes en los colegios electorales: en solo unos pocos se han formado colas para votar a primera hora de la mañana. En total 5.624.044 catalanes están llamados a las urnas este domingo, un 1,25% más que en los comicios celebrados el 21 de diciembre de 2017.

Voto por correo y horarios

Para garantizar un mejor desarrollo de las elecciones, el Govern y los diferentes partidos han fomentado el voto por correo, e incluso se ha permitido solicitarlo de manera telemática y entregarlo directamente en mano a un trabajador de Correos sin necesidad de salir de casa. Esto ha provocado que las solicitudes del voto por correo alcanzasen su máximo histórico en unas elecciones en Cataluña con 284.706 peticiones, lo que supone el 5,30% del censo y un 350% más que en las últimos comicios al Parlament.

El Govern también estableció unas franjas horarias para evitar aglomeraciones a la hora de ir a votar: de 9 a 12 horas, deberán acudir las personas de riesgo; de 19 a 20 horas, aquellas positivas por coronavirus o confinados por contactos estrechos; y de 12 a 19 horas, el resto de los electores.