La industria alimentaria, los distribuidores, grandes supermercados y organizaciones de productores rechazan la creación de un organismo de coordinación entre los ministerios de Sanidad, Agricultura y Consumo para controlar la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN).

En una carta enviada al Gobierno reclaman que AESAN siga dependiendo del Ministerio de Sanidad como hasta ahora y muestran su preocupación por la "división de competencias". Tal y como adelanta El Confidencial, piden una agencia fuerte y alejada de las interferencias de la cartera de Consumo que dirige Alberto Garzón, que tiene previsto subir los impuestos a alimentos poco saludables. 

Con la formación del nuevo Ejecutivo, la titularidad de la AESAN queda repartida entre Sanidad, Agricultura y Consumo. Según se recoge en el Boletín Oficial del Estado (BOE), los tres ministerios cuentan con un plazo de un mes para crear un organismo de coordinación.

"Posible dispersión de competencias"

"Queremos transmitirle nuestra preocupación con relación a la posible dispersión de competencias que esta decisión podría conllevar", recoge la misiva firmada por 14 organizaciones que fue enviada el viernes al Gobierno. "Consideramos que la AESAN debería mantener sus funciones como referente tanto en seguridad alimentaria como en nutrición quedando adscrita al Ministerio de Sanidad", añaden.