España

El 'viacrucis' de los abstemios: por qué no beber alcohol te convierte en un friki

Miles de abstemios revelan en las redes sociales los interrogatorios a los que se ven sometidos cuando dicen que no consumen alcohol

Imagen de archivo de dos personas brindando.
Imagen de archivo de dos personas brindando. Pexels

"Si dejas de fumar, la gente te trata como a un superhéroe, pero dejas de beber y te conviertes en leproso. El alcohol es la única droga por la que te tienes que justificar si no la tomas"". Habla Michael Thorn, director ejecutivo de FARE, una organización australiana que lucha contra el consumo de alcohol.

El eco de sus palabras ha retumbado en España a raíz de que Carlos Fernández, médico residente en Medicina Preventiva y Salud Pública, las compartiera a través de las redes sociales. "Nunca imaginé la repercusión que iba a tener el mensaje", asegura a Vozpópuli el también portavoz de la asociación ARES.

Miles de abstemios, bien porque nunca han tomado alcohol o bien porque se han visto forzados a abandonarlo, se han sentido identificados con esta suerte de viacrucis al que se ven sometidos cada vez que dicen que no beben y han decidido compartir sus experiencias.

Hace una década, si uno quería ser un auténtico hombre, tenía que fumar. Ahora, esa presión social está superada y se ejerce sobre las personas que no consumen alcohol"

"Hace una década, si uno quería ser un auténtico hombre, tenía que fumar. Ahora, esa presión social está superada y se ejerce sobre las personas que no consumen alcohol. Pero el alcohol provoca unas 30.000 muertes al año en España, bien por enfermedades a largo plazo o bien por accidentes de tráfico o conflictos violentos", advierte Fernández. Las cifras suponen una muerte cada 15 minutos.

"Se trata al fumador como un leproso, pero los accidentes de tráfico, las peleas, el juego, los problemas en la dinámica familiar, incluido el maltrato, se asocian con el alcohol. Sin embargo, el tabaco es malo y el alcohol guay, ¿un poco hipócrita no?", plantea una usuaria de Twitter.

La eterna pregunta: ¿Por qué no bebes?

"Hace tres años que dejé de beber alcohol y el 100% de los eventos a los que he ido me han preguntado que por qué no bebo", reconoce otro. "Siempre seremos los raritos, pero sabemos divertirnos sin necesidad de estimulantes", se suma otro afectado. 

"No fumo, nunca lo he hecho, pero llevo seis meses sin probar el alcohol porque bebía mucho (seis cervezas durante el día, más los gintonics del fin de semana) y he escuchado de todo. Desde '¿Ahora qué bebes? ¿Agua como los niños?' a 'Total, si el alcohol con moderación no hace daño...'", destaca otro ciudadano.

Hace tres años que dejé de beber alcohol y el 100% de los eventos a los que he ido me han preguntado que por qué no bebo"

"Está totalmente normalizado. Además, la publicidad que llama al consumo está por todas partes", señala Fernández. No obstante, el médico considera que el consumo de alcohol entre los menores está disminuyendo poco a poco y que se observa un cambio entre generaciones. "En cierto modo hay más conciencia sobre los peligros del alcohol y más alternativas de ocio", opina.

Desde la Fundación Alcohol y Sociedad, que ha formado a 2,5 millones de menores de edad a través de su programa 'Menores ni una gota', coinciden en que "uno de los símbolos" que caracterizan a muchos millennials es ser abstemios. "Los hábitos están cambiando y muchos jóvenes están muy concienciados con las ventajas de una buena alimentación y salud. Cada vez más menores dicen 'no' a beber alcohol", celebran.

Consumo en menores

Pese a los cambios, fuentes de la Fundación Alcohol y Sociedad explican a Vozpópulique los datos continúan siendo alarmantes. "En cuanto haya uno solo menor que bebe ya debería ser preocupante. Es más, en algunas ocasiones son sus propios padres los que normalizan el consumo de alcohol y les dicen que no pasa por beberse una cerveza", alertan.

Cuando una persona se inicia en el alcohol, no lo hace porque le guste, sino por la presión de su entorno y por hacerse el guay"

Hay que tener en cuenta, señalan, que cuando una persona se inicia en el alcohol, no lo hace porque le guste, sino por la presión de su entorno y por "hacerse el guay". "Hemos avanzado con respecto a otras décadas, quizá por una mayor educación y prevención, pero la situación sigue siendo preocupante y exige que toda la sociedad tome conciencia del problema", dicen en la Fundación.

De acuerdo a una de sus últimas encuestas, el 43,8% de los escolares de 14 años afirma haber probado el alcohol y de ellos, el 71,1% asegura que ya sabe lo que es una borrachera. La edad media de inicio de consumo de alcohol en España entre los escolares se ha retrasado hasta los 14 años desde 2014. Antes, la edad media a la que los menores probaban bebidas alcohólicas se situaba en los 13 años, a pesar de que su venta y consumo está prohibida a todos los menores de 18 años.

Estas cifras coinciden con los resultados de la última Encuesta Estatal sobre el Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias (ESTUDES) 2016/2017 realizado por el Ministerio de Sanidad, que sitúa el primer consumo de alcohol durante la última década en los 14 años y el inicio del consumo semanal a los 15 años.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba