España

La lentitud de la Justicia: muchos abogados, pocos jueces, "garantismo" y escasos peritos

Nuestro país está a la cabeza de Europa en número de abogados y a la cola en el ratio de jueces. Es, en suma, la quinta justicia más lenta del continente

Jueces y fiscales llevaron a cabo el pasado 22 de mayo la primera huelga general de la Judicatura
Jueces y fiscales llevaron a cabo el pasado 22 de mayo la primera huelga general de la Judicatura

La sentencia de la Gürtel ha revolucionado la vida política española hasta el punto de propiciar todo un cambio de Gobierno. Sin embargo, donde muchos han visto un fallo judicial 'valiente' que ha sido capaz de ir contra el partido entonces en el Gobierno, otros, los jueces, ven la punta del iceberg de un sistema judicial que, al menos, no funciona tan rápido como debería.

"No puede ser que hayamos tenido que esperar más de 10 años para conocer la sentencia; no es bueno para las víctimas ni tampoco para los acusados, y es un problema ya generalizado", se lamenta el presidente de la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, Raimundo Prado

Hace tan solo un par de semanas, las cuatro asociaciones de jueces impulsaron la primera huelga general de la Judicatura, de la que participó como parte de la Unión Progresista de Fiscales la nueva ministra de Justicia, Dolores Delgado.

La huelga, que ha logrado despertar la preocupación de los españoles por la Justicia según el último CIS, vino a denunciar, entre otras cosas, que a los jueces les "faltan medios". 

12 jueces y 300 abogados cada 100.000 habitantes

"En Europa, la media es de 21 jueces por cada 100.000 habitantes, en España, doce", denunciaba la portavoz de Foro Judicial Independiente, Concepción Rodríguez. El último informe de Bruselas en este sentido corrobora que desde 2014, la media de jueces en España no ha variado, situándose nuestro país solo por encima de Francia, Italia, Malta, Dinamarca, Irlanda y Reino Unido.

El 'bajo' número de jueces en España contrasta a su vez con el alto número de abogados: 300 por cada 100.000 habitantes. Solo Chipre, Luxemburgo, Grecia e Italia presentan mayores ratios de abogados.

"Los abogados tienen que hacer su trabajo y, evidentemente, que haya más abogados supone mayor litigiosidad, mayor trabajo para nosotros y más lentitud, estamos sobrepasados", explica Prado. "El año pasado resolvimos seis millones de asuntos judiciales y entraron otros seis millones, y hay muchos acumulados de otros años", subraya el portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura, Celso Rodríguez Padrón

El actual proyecto presupuestario recoge la convocatoria de 300 plazas de jueces y fiscales, aunque las asociaciones reclaman a las autoridades que se comprometan a repetir la convocatoria durante los próximos cuatro años.

"Garantismo", falta de peritos y digitalización

Prado, asimismo, esgrime que a la 'lentitud' de la Justicia también contribuyen los sistemas de plazos "garantistas" que ofrece la Justicia española. "La ley de enjuiciamiento criminal, jurisdicción contenciosa y enjuiciamiento civil fijan un número de recursos elevado antes de la decisión final, que tiene que pasar por varias instancias, y dentro de cada instancia hay recursos, plazos... A diferencia de los jueces anglosajones, que pueden decidir verbalmente, aquí hay que hacerlo motivadamente, y al final, parece que cuantos más folios tenga la sentencia, mejor será. El sistema garantista no está mal, el tema es cuando se utiliza con fines abusivos y se llega a casos como el de Bárcenas. Hay muchas sentencias así; un tema penal no puede tardar más de 1-2-3 años en resolverse", insiste el portavoz de la AFJV.  

Dentro de este "garantismo" incide negativamente la escasez de peritos para atender las múltiples peticiones de pruebas especialmente en ámbitos como la criminología y la contabilidad. "A veces podemos estar un año y medio para recibir las pruebas por la falta de funcionarios en estos rubros, serían convenientes quizás unos peritos forenses y contables adscritos a los juzgados provinciales", apunta Prado. El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB), Antoni Terrasa, alertaba en marzo de que unos 4.000 asuntos penales de la comunidad balear corrían el riesgo de prescribir por la falta de peritos tasadores y traductores.

En favor de la "mejora" de la Justicia, además, los jueces y fiscales han reivindicado a través de su huelga la necesidad de "modernizar los edificios judiciales y fiscalías" y "un proceso de digitalización con los equipos necesarios y los programas de manejo adecuado, que realmente facilite el ejercicio de la función jurisdiccional fiscal en beneficio del ciudadano, en lugar de ralentizarlo". Han insistido, en suma, en la "despolitización" del Consejo General del Poder Judicial (de forma que sean los jueces y no los políticos quienes designen a sus vocales) y denuncian la falta de aplicación "del principio de mérito y capacidad" en los nombramientos de fiscales. 

Las reivindicaciones apuntan en definitiva a mejorar la "calidad" de la justicia española y sus estadísticas. Según el último informe de la Unión Europea, la española es la quinta justicia más lenta del continente, con una media superior a los 200 días para resolver un litigio en primera instancia, algo por debajo de los 200 en segunda y por encima de los 400 en tercera.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba