El abogado del PP, Jesús Santos, se reunió con una persona de la confianza del extesorero del PP Luis Bárcenas que le presentó el actual secretario de Justicia y Administraciones Públicas de los populares, Enrique López. Vozpópuli se ha puesto en contacto con López, que admite haberles puesto en contacto, pero se desvincula de interlocución alguna con el entorno de Bárcenas. Este periódico ha tratado sin éxito recabar la versión del letrado de los populares.

Se trata de una información adelantada por El Mundo, que cifra en una docena los encuentros entre 2017 y 2019 y siempre con el visto bueno de Génova. Comenzaron a finales del año 2017 a petición de ese amigo de Bárcenas, un empresario identificado como Agustín D. 

En ese momento, López ejercía como juez en la Audiencia Nacional y no pasó a integrar las filas del PP hasta septiembre de 2019 como consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid. Él añade que a la Ejecutiva de Casado no llegó hasta enero de 2020.

En una entrevista concedida al mismo diario este fin de semana, Bárcenas desvelaba desde la prisión de Soto del Real haber negociado “con dos personas muy vinculadas al PP actualmente enterrar el hacha de guerra y no han cumplido". El líder del partido, Pablo Casado, ha negado cualquier contacto de su Ejecutiva, al menos desde que él se hizo con el control del PP en 2018.

Fin al pacto de no agresión

Por su parte, El Confidencial establece el inicio de los contactos tras el juicio en la Audiencia Nacional a los acusados de la Época I de Gürtel. Bárcenas acabaría condenado al igual que su mujer. La semana pasada irrumpió con un escrito en el que se ofrece a colaborar con la Justicia y detonó su pacto con el PP e implicó al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy en la financiación ilegal.

Admite que llegó a un acuerdo de no agresión con su partido que le llevó incluso a retirar su acusación en el caso de la destrucción de sus ordenadores. Todo a la espera de que el PP cumpliese con su promesa de que su esposa no entrase en la cárcel. 

Una vez el Supremo confirmó las condenas para los acusados en Gürtel, la mujer de Bárcenas, Rosalía Iglesias, ha ingresado en la cárcel para cumplir una condena de casi 13 años. Ahora el extesorero dice haber creído ingenuamente en las promesas del partido.

El tesorero del PP, en prisión por una condena de 29 años, se ha sentado de nuevo este lunes en el banquillo de los acusados de la Audiencia Nacional en el juicio por la contabilidad B del partido. Santos es el abogado que defiende los intereses del PP en esta causa y este lunes ha apelado a las resoluciones judiciales que a lo largo de estos años han puesto en duda las versiones del extesorero