Santiago Abascal, líder de Vox, ha insinuado en un hilo de Twitter que el partido responderá a las agresiones si la policía no les defiende. El político ha explicado que les han lanzado piedras durante un mitin este miércoles en Navalcarnero y que una niña ha sido golpeada en la cabeza con un huevo.

"En Navalcarnero Vox fue el partido más votado en las últimas elecciones generales. Hoy nos esperaban muchísimas vecinos para escucharnos. Pero de nuevo Marlaska ha permitido que una pandilla de energúmenos, agitados por la prensa y los demás partidos, lanzaran piedras..."

La campaña de Vox en Madrid está rodeada de polémica. El primer mitin que celebró el partido en Vallecas acabó en una batalla campal entre los radicales que boicotearon el mitin y los agentes antidisturbios de la Policía Nacional.

"Qué asco. Esta noche voy a valorar si, en lo que queda de campaña, animamos a nuestros simpatizantes a defendernos de las agresiones si no interviene la policía para proteger a nuestra gente y detener a los agresores".

No ha sido el único incidente de la campaña. Un cartel electoral de la formación que denunciaba que los menores no acompañados extranjeros disfrutaban de más fondos que los pensionistas ha terminado con una investigación de la Fiscalía.

También el Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica dependiente del Ministerio de Igualdad prepara una demanda contra la formación de Santiago Abascal por incitar al odio con una "propaganda electoral racista contra la infancia migrante".

"Atacar a colectivos vulnerables además de ser deleznable está penado en nuestra legislación", ha denunciado a través de Twitter Antumi Toasijé, presidenta de esta entidad, que ha recordado además las recomendaciones emitidas desde esta institución para que los partidos políticos se abstengan de difundir odio.

Denuncia de Iglesias

También el candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha denunciado en las redes sociales que la campaña de Vox "solo tiene un nombre", que es el "fascismo", y ha anunciado que denunciará esta "propaganda nazi" ante la Junta Electoral.

"No podemos permitir que estos criminales gobiernen en Madrid", asegura Iglesias, que ha comparado en Twitter este cartel con los que utilizaba el régimen de Adolf Hitler para señalar a los judíos.

Campaña en el 'cinturón rojo'

Vox ha defendido que ningún barrio madrileño es propiedad de nadie y han optado por hacer campaña en todas partes. "Ni de la izquierda, ni de la derecha. En Vallecas viven miles de esos madrileños traicionados por la izquierda", sentenció este lunes el eurodiputado Jorge Buxadé. Ya aseguró que el partido pretende ir "por todos los barrios de Madrid, de norte a su", y también "por ciudades y los pueblos de la sierra".

Uno de los objetivos de Abascal y Monasterio en la campaña de Madrid es "pintar de verde" el llamado cinturón rojo de la región. Los votos de grandes distritos y municipios como Alcalá de Henares, Móstoles, Alcorcón, Fuenlabrada y Getafe serán determinantes para dibujar la futura Asamblea.

En las filas de Vox consideran que tienen "más posibilidades" de ganar allí que el PP y se muestran convencidos de poder arañar votos a la izquierda. Como ejemplo, apuntan a las elecciones generales del 10-N de 2019. Según Vox, barrios como Vallecas han sido "abandonados por Pablo Iglesias y la izquierda". Y denuncian las "casas okupadas, atracos y violaciones y reyertas entre bandas de extranjeros".