El líder de Vox, Santiago Abascal, asegura que observa con "preocupación" la situación del Partido Popular y Ciudadanos tras los resultados que estas formaciones obtuvieron en las elecciones catalanas celebradas el pasado domingo. "Vox no puede representar a todo el espectro político", afirma en este sentido en una entrevista que este domingo publica El Mundo.

Como ya defendió esta semana, Abascal considera que la formación naranja y los populares tienen la "obligación" de unirse bajo las mismas siglas porque, en su opinión, "no se distinguen en nada" y "están defendiendo lo mismo, el mismo programa". "Vox es un partido con un programa claramente distinto. Tenemos la responsabilidad de ofrecer esas alternativas en solitario y otros tiene la responsabilidad de fusionarse", apunta.

Sobre los buenos resultados que ha obtenido Vox en los recientes comicios autonómicos, el líder del partido considera que se trata de la "consolidación del proyecto en todo el territorio nacional" y asegura que los nuevos de su formación consistirán en "expulsar a los socialistas corruptos y sin escrúpulos del Gobierno, a los comunistas, y hacer que los separatistas no puedan decidir el futuro de España".

PP y Cs, "cómplices" del Gobierno

En la entrevista, Abascal afirma que la "realidad" actualmente es que Vox es la única oposición al Gobierno al ser solamente ellos los que han considerado que el Ejecutivo merecía una moción de censura. Condena que Casado haya dicho que mantiene una "relación estrecha" con el PSOE y que PP y Ciudadanos se hayan "convertido en cómplices de todas las acciones de los estados de alarma que han encerrado a los españoles en sus casas sin darles alternativas".

Preguntado sobre las diferencias del Gobierno de coalición y una posible ruptura del mismo, Abascal sostiene que "no es una teoría política", sino que se debe a la "ambición de poder" del jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez. "Es capaz, perfectamente, de romper con sus pactos con separatistas y comunistas y llevarnos a unas elecciones con un discurso totalmente contrario al que le hemos oído en el Congreso", asegura el líder de Vox.