"Ciudadanos pasará a la historia como un partido sadomasoquista, donde no hay límite para la humillación. Si alguien que se siente de centro no puede tolerar esas actitudes del PP tan autoritarias, tan de imposición". Discurso duro y bronco del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, contra la formación que preside Inés Arrimadas. Sus declaraciones se enmarcan dentro de las críticas que ha dirigido al partido que preside Pablo Casado por abandonar la pasada semana el pacto anti transfuguismo.

El también ministro de Fomento ha desembarcado este domingo en Sevilla para arropar al flamante ganador de las primarias que celebró hace una semana el PSOE-A, Juan Espadas. Ferraz ha organizado un acto sobre municipalismo, con vistas al 40 Congreso Federal de Valencia (octubre) en el que también han participado como intervinientes la socialista madrileña Hanna Jalloul y el encargado de la ponencia sobre ayuntamientos y medio rural, José Miñones.

"Este problema que tiene el PP con Ciudadanos es que han renunciado al pensamiento, a la palabra, a la convicción. Directamente se han cargado el pacto anti transfuguismo, que es un aviso para decir: vamos a por todas y no nos va a temblar nada", ha expuesto Ábalos para describir la operación puesta en marcha desde Génova, a modo de 'opa hostil' para fichar a cargos y militantes de la formación naranja.

El dirigente de Ferraz ha censurado que, en lugar de atraer a Ciudadanos por la vía de tratar de "ganar un debate político por la vía del centro, centrando" lo que hacen es "tirando mano de la chequera, nombrando a quien haga falta y comprando voluntades". Tales conductas –ha subrayado Ábalos– "se han evidenciado rompiendo el pacto anti transfuguismo".

Para el ministro, conseguir el acuerdo ahora roto "fue todo un reto en la lucha contra la corrupción", por lo que considera una "involución absoluta" la marcha del PP que le "descompromete en la lucha anticorrupción". El ejemplo para ilustrar estas críticas ha sido el de la comunidad de Murcia, con el paso de tres concejales de Cs al grupo de no adscritos para permanecer en el Gobierno del popular López Miras, frente a la voluntad de Ciudadanos, que pergeñó, sin éxito, una moción de censura con PSOE y Podemos: "a partir de ahora, yo hago lo que quiera me pongo en el mercado y en fin... donde tuve algún compromiso ya no queda nada".

"Qué curiosidad", ha expuesto el titular de Fomento, que el Partido Popular abandone ahora el pacto antitranfugismo, "ahora que quieren hacer la convención esta de fagocitación de Ciudadanos", como ha descrito la Convención Política que el PP celebrará en Valencia antes que el PSOE lleva a cabo allí su 40 Congreso Federal. 

Durante casi media hora de discurso ante militantes y simpatizantes, reunidos en un hotel sevillano, en el que se encontraba la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y donde no ha habido una sola mención a la expresidenta de la Junta y todavía secretaria general del PSOE, Susana Díaz, Ábalos también ha defendido los indultos a los presos del procés sin necesidad de arrepentimiento.

"¿Que no hay arrepentimiento? ¿Y eso quién lo pide? Esto no es un ejercicio de la confesión, es un Estado de Derecho. Si lo vuelven a hacer, el Estado de Derecho ha demostrado fortaleza para no permitirlo una vez y por supuesto para no permitirlo la segunda", ha argumentado tras recordar que durante el anterior Gobierno de Rajoy "se concedieron mil trescientos y pico indultos en un día". Una jornada que, según ha dicho en tono jocoso, "deberíamos tener como día mundial del indulto".