Atentado en Barcelona La Yihad de los hermanos Aalla: uno abatido, otro detenido y el 'huido' Youssef

Es la familia con más miembros implicados en los atentados de Barcelona y Cambrils. El padre ya daba por muerto al desaparecido. Se investiga un viaje de éste a Zúrich en diciembre de 2016 junto a Omar Hychami.

Said Aalla, uno de los cinco abatidos en Cambrils.
Said Aalla, uno de los cinco abatidos en Cambrils. Facebook

Hasta tres hijos de una misma familia están implicados en los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona). Los tres aparecen en el último organigrama que manejan los Mossos d'Esquadra. Son Said Aalla (18 años), Youssef (22 años) y Mohamed (26 años). El primero fue uno de los cinco terroristas abatidos en Cambrils; el segundo se encuentra desaparecido, aunque podría ser uno de los tres muertos en la explosión de Alcanar, y el tercero, el mayor de ellos, es el propietario del Audi A3 negro que usaron los yihadistas para cometer un segundo atentado.

Said Aallaa iba a cumplir 19 años el próximo día 25. Jugaba al fútbol en el equipo juvenil del Sant Quirze de Basora, una localidad cercana a Ripoll (Gerona), punto de conexión de los terroristas. La mayoría de ellos fueron al Instituto Abat Oliva de dicho municipio. Said, nacido en Naour (Marruecos), también pasó por el club Escola Fútbol Sala Ripoll, al igual que Moussa Oukabir, Mohamed Houli (el herido en la explosión de la casa de Alcanar, El Houssaine Abouyaaqab (abatido) o su hermano Youssef.

En su perfil de Facebook, Said tiene de fondo una imagen de unas metralletas forradas en piel. En este red social interactuaba con Moussa Oukabir y Omar Hychami, ambos muertos en Cambrils. Seguía también algunos grupos de enseñanzas sobre el Islam como "Allah es lo más grande en la vida de los musulmanes" o "el Corán es mi guía".

Su padre, Ibrahim Aalla, ha contado al Washington Post que se enteró por la televisión de que Said estaba entre los cinco abatidos por los Mossos d'Esquadra la noche del jueves en Cambrils. Fue aquí, una vez saltó la noticia de que tres de los cuatro sospechosos buscados por la Policía habían muerto en la localidad gerundense, cuando Ibrahim pensó que su hijo mediano, Youssef, estaría también entre los cinco abatidos.

Organigrama de la célula terrorista elaborado por los Mossos d'Esquadra.
Organigrama de la célula terrorista elaborado por los Mossos d'Esquadra. VP

Sin embargo, a última hora del sábado se supo que Youssef es uno de los tres fugados que persiguen las fuerzas de seguridad, junto a Younes Abouyaaqoub, marroquí de 22 años y residente en Ripoll, y el imán de este municipio, Abdelbaki Es Satty. Además de los Aalla, tres parejas de hermanos figuran, de momento, en el organigrama. La Policía está investigando un viaje que hizo Youssef a Zúrich (Suiza) en diciembre de 2016 y en el que pudo acompañarle Mohamed Hychami, muerto en Cambrils.

En su relato al Washington Post, Ibrahim Aalla señala que sí notó en Youssef algunos cambios. Por ejemplo, cuando que este hijo llegó a decirle: "Padre, tienes que rezar. Tienes que seguir el Islam". Es por ello, por lo que cree que el imán Abdelbaki Es Satty podría ser responsable de la radicalización de Youssef.

Hace un mes

También cuenta que la última vez que vio a Youssef fue hace un mes, aunque amigos de la familia han apuntado que éste mantenía contacto telefónico con su madre. Ibrahim Aalla recuerda que Yousseff fue un chico "problemático" y "peleón" en el colegio. Cree que fue él quien involucró a su hermano pequeño, Said, en los atentados. "Nunca los escuché hablar del Estado islámico o de Siria", añade. 

Respecto a Said, una portavoz de la familia ha explicado a la agencia AFP que la última vez que le vieron fue el mismo jueves, apenas dos horas del atentado, cuando "a las tres de la tarde un amigo lo llamó y se fue a dar una vuelta". 

Said se llevó el coche de su hermano mayor, Mohamed, un Audi A3 negro y lo utilizó para desplazarse juntos a otros cuatro miembros de la célula hasta Cambrils. En el trayecto se saltaron un control de los Mossos y arrollaron a cuatro peatones. El coche terminó volcando en una rotonda. Los ocupantes, tras abandonarlo, atacaron con un arma blanca a una mujer, que también había sido una de las personas atropelladas. Es la víctima 14 de esta barbarie.

"Amo a mi profeta"

El propietario del coche, Mohamed, fue detenido y los investigadores registraron la vivienda familiar en Ripoll. El hermano mayor dijo a los Mossos d'Esquadra que Said se había llevado el vehículo sin su consentimiento. También Driss Oukabir declaró a la Policía autonómica que su documentación, aparecida en la furgoneta de la masacre de La Rambla de Barcelona, se la habían robado. Los Mossos situaron entonces a su hermano, Moussa Oukabir, como el presunto conductor. Sin embargo, éste fue identificado después como uno de los cinco terroristas abatidos en Cambrils. Ahora se cree que fue Younes Abouyaaqoub el autor material del atropello que costó la vida a 13 personas e hirió a decenas. 

En su perfil de Facebook, Mohamed Aalla apeló al "Yo amo a mi profeta" cuando en enero de 2015 se organizaron protestas en la calle y en la Red contra la revista satírica Charlie Hebdo. El semanario francés publicó ese mes una imagen de Mohama llorando después de que unos terroristas irrumpieran en sus oficinas y mataran a 12 personas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba