Los 'pinchazos' telefónicos del sumario

La abogada de Manos Limpias, sobre el chantaje de 3 millones a la Infanta: "Eso es lo más falso de la tierra"

Virginia López Negrete mantuvo una conversación con el líder de Manos Limpias un día antes de su detención donde mostró perplejidad porque se les acusara de haber pedido tres millones a la defensa de la infanta Cristina a cambio de retirar su acusación en el caso Nóos.

Virginia López Negrete, abogada de Manos Limpias.
Virginia López Negrete, abogada de Manos Limpias. Archivo

De los 'pinchazos telefónicos' de la investigación abierta en la Audiencia Nacional a los líderes de Manos Limpias y Ausbanc, Miguel Bernad y Luis Pineda, se desprende que ambos supieron por los medios de comunicación que la Unidad de Económica y Fiscal de la Policía Judicial (UDEF) los estaba investigando días antes de ser detenidos. De ahí, que en una conversación intervenida el pasado 14 de abril que forma parte del sumario que instruye el juez Santiago Pedraz, y a la que ha tenido acceso Vozpópuli, la abogada de Manos Limpias en el caso Nóos, Virginia López Negrete, habla con el secretario general del sindicato Miguel Bernad y le muestra su preocupación por las noticias publicadas por los diarios ABC y El Confidencial.

Virginia López Negrete (V): ¿Qué hay? Miguel

Miguel Bernad (M): Ya, ya están las cloacas del Estado, ¿no? ¿eh?

V: Mira, no te he querido llamar ayer y esta mañana no he podido porque como me meto en sala, eh ... estoy aquí todo el día, ¿qué está pasando? Por favor

M: Eh?

V: ¿Qué está pasando?

M: Pero ... Vicky ¿cómo te extrañas? ¿eh?

V: No, no me extraño

M: Si sabíamos...

V: Me extraño...

M: Sabíamos que las cloacas del Estado…

La conversación prosigue y a continuación ambos pasan a analizar las noticias concretas que han sido publicadas sobre las extorsiones llevadas a cabo presuntamente por Manos Limpias y Ausbanc…

Virginia: No, ¿es qué sabes lo que hace? ¿Sabes lo qué hace? el XXXX (en referencia a un periodista que dio la noticia) que es un hijo de puta

Miguel: Hombre que sí es…

V: El XXXX mete al Vallabriga como queriendo decir que aprovechando que yo fui a Bilbao ¿vale? que lo hicimos para después presionar y pedir 3 millones de euros, cuándo es lo más falso de la tierra…

M: Bueno, totalmente, yo nunca...  

V: (ininteligible)

M: Yo nunca he pedido ¿eh? Él dice que hemos exigido 3 millones de euros, bueno pues , entonces ¿eh? que diga en sede judicial

V: No tienes que decir nada si yo lo tengo muy claro, o sea yo no tengo ninguna duda de ti, o sea el tema es el otro (se entiende)

Por esta razón, en dicha conversación que se produjo un día antes de su detención López Negrete le preguntó a Bernad: "¿Este tío no te la habrá jugado por detrás?"

M: Pero Vicky... ¿qué va a jugar?... A mí lo que haya podido extorsionar o dejar de extorsionar a bancos ¿eh?, ese es un tema de él, nosotros no hemos extorsionado a nada".

Pese a que ambos niegan las extorsiones en torno a la hermana de Felipe VI, Miquel Roca, abogado de la Infanta, denunció ante la Policía que fue víctima de chantaje por parte de Manos Limpias. Según su versión, el sindicato estaba dispuesto a retirar su acusación por fraude fiscal contra la hermana del Rey a cambio de una compensación económica de tres millones de euros.

En estos momentos, Miguel Bernad se encuentra en prisión preventiva acusado de varios delitos corrupción. En el auto de prisión, el juez Pedraz concluyó que Ausbanc para reforzar la presión contra las entidades y lograr los acuerdos económicos pretendidos empleaba al sindicato Manos Limpias, al cual financia, para ejercer la acusación popular contra determinadas personas, valiéndose para actuar de tal manera de los recursos propios del sindicato, contando con el apoyo y beneplácito del secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernard, a quien Luis Pineda en cierto modo, controla y maneja".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba