España Miguel Bernad y Luis Pineda: viaje a los orígenes de dos falsos justicieros

Luis Pineda, presidente de Ausbanc, y Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias, han llevado estos años vidas paralelas hasta para ser detenidos este viernes por extorsión y chantaje. Pineda, azote de la banca, y Bernad, azote de políticos, jueces y personalidades varias, comparten un polémico pasado de condenas y querellas. 

En los años 90, cuando comenzaron a aflorar decenas  de casos de corrupción en España, un pequeño empresario, que se dedicaba a reformas en casas y pequeñas construcciones, llamado Christian Jiménez, se convirtió en el azote de los políticos a los que llevaba al Juzgado a la primera de cambio. Argumentaba que la corrupción le había hundido y decidió convertirse en un vengador, en aquellos tiempos, contra muchos socialistas.

Cometió algunos errores, pero montó unos buenos líos que beneficiaron a los ciudadanos porque puso en los periódicos muchos escándalos. Jiménez era un buzón al que llegaban decenas de denuncias. Desapareció como había llegado, después de un lío inmobiliario.

Entonces Miguel Bernad, detenido este viernes por extorsión y chantaje, se dedicaba a ganar pleitos contra el Ayuntamiento de Madrid. Cuando un funcionario consideraba lesionado un derecho sabía que Bernad tenía más posibilidades de ganar que si acudía a otro sindicato tradicional.

A estos empleados públicos les importaban poco las acusaciones que hacían a Manos Limpias de ser un sindicato de extrema derecha. Bernad, que procedía de Fuerza Nueva, comprendió que esos tiempos no iban a volver y evolucionó a la aceptación de la Constitución y de la realidad democrática.

Hizo algunos pinitos y comenzó a denunciar temas políticos. A las pocas semanas estaba desbordado de peticiones

Hizo algunos pinitos y comenzó a denunciar temas políticos. A las pocas semanas estaba desbordado de peticiones desde todos los puntos de España. Bernad se convirtió en un buzón de la corrupción que ha asolado España en los últimos años. En algunos casos sólo con recortes de prensa acudía a un juzgado ayudado por una fiel secretaria y un puñado de abogados que no cobraban.

El salto a la prensa le dió notoriedad y a Bernad le comenzó a llegar documentación de casos más importantes. Se le acusaba de ser de extrema derecha, pero tenía la mejor Información sobre Atutxa, Garzón o el 'caso Ciempozuelos'. Se personaba en la mayor parte de conflictos judiciales porque decía que había que limpiar España de corrupción ante la falta de funcionamiento del Estado de Derecho.

La pequeña sede en la calle Ferraz era un lío de denunciantes que encontraban, en ese despacho sin sala de espera, una fiscalía paralela. Los éxitos con Atutxa, Garzón, o Ciempozuelos hicieron que algunas personas cercanas le tentaran a presentarse a las elecciones. Pero comprendió que sus tiempos políticos habían pasado y siguió con sus denuncias y personaciones en casos famosos.

Los casos en los que ha estado presente son innumerables. Algunas veces los afectados acudían a él como última salvación

Los casos en los que ha estado presente son innumerables. Algunas veces los afectados acudían a él como última salvación cuando ya no se podía hacer nada. De su tenacidad pueden dar fe la familia Pujol, la infanta Cristina y Urdangarin. En este último caso Manos Limpias fue fundamental para que el proceso continuara. Bernad ejerció de fiscal, mientras la Fiscalía miraba vergonzosamente para otro lado.

Recibió presiones, incluso el pícaro Nicolás se acercó a negociar para que no siguiera en ese proceso, que al final va a suponer su mayor triunfo y su tumba como luchador contra la corrupción. Sus más cercanos le advirtieron de la aparición en su carrera de limpiar España de corrupción de dos personas: Luis Pineda y la letradaVirginia López Negrete. Estas personas, que estuvieron en los momentos duros, le dijeron: “Estos no vienen a luchar contra la corrupción,...”. Por lo que parece, Miguel Bernad no les creyó.

Luis Pineda, azote de banqueros

Su lema era "lucha por tu dinero; lucha por tus derechos". Y todo apunta a que será precisamente el dinero (o la búsqueda del mismo por medios ilegales) el elemento que podría conducir a Luis Pineda, presidente de Ausbanc, a prisión. Y es que el juez sospecha que Pineda y su entramado, en colaboración con el sindicato de extrema derecha de funcionarios Manos Limpias, habrían levantado todo un imperio mediático y jurídico basado en el cobro de extorsiones a entidades bancarias y otras instituciones, motivo por el que la UDEF ha detenido a las cúpulas de ambas organizaciones este viernes.

En sus cerca de treinta años de actividad, Pineda y Ausbanc se han granjeado un buen puñado de enfrentamientos y escándalos judiciales

Para el abogado Luis Pineda Salido (1962) este episodio será en todo caso el último de una larga lista de escándalos y enemistades declaradas. Ya en su juventud fue condenado por participar en un atraco a mano armada, así como por poseer armas de fuego de manera ilegal. Hace poco más de un año, la Audiencia Provincial de Madrid le condenaba a 18 meses de prisión por estafa. Pineda, acostumbrado a llevar a las entidades ante los tribunales, acumula por su parte varias condenas también por intromisión en el derecho al honor, y el pasado año hubo de afrontar una condena por tuits injuriosos contra Rubén Sánchez, presidente de otra organización de consumidores (Facua).

En sus cerca de treinta años de actividad, Pineda y Ausbanc, que llevaban por bandera la defensa de los más débiles y la mejora de relaciones entre entidades y consumidores, se han granjeado un buen puñado de enfrentamientos y escándalos judiciales. Sus enemigos hace años que le acusan de haber montado "un chiringuito ilegal" con la apariencia de asociación de consumidores, cuando en realidad se trataría un inmenso bufete de abogados con los que pleitear contra la banca, unido a un conjunto de periódicos y medios de comunicación desde los que atacar a aquellas entidades que no se aviniesen a aceptar sus exigencias económicas.

"Las organizaciones de consumidores legítimas, y yo personalmente, hemos sido víctimas de este señor", señala Manuel Pardos, presidente de la Asociación de Usuarios de Banca Adicae, quien acusa a Ausbanc y a su presidente de emplear del dinero de los bancos para atacar a su organización y a las causas judiciales colectivas que han venido afrontando. El modelo sobre el que se ha levantado el entramado de Luis Pineda se basaba en la persecución de la banca a través de macrocausas judiciales (claúsulas suelo, preferentes, etc), y al mismo tiempo recaudar fondos de estas mismas entidades con las que financiar mediante publicidad sus medios de comunicación.

Una naturaleza tan agresiva en la captación de fondos de Ausbanc levantó no pocas ampollas en la banca

Una naturaleza tan agresiva en la captación de fondos de Ausbanc levantó no pocas ampollas tanto entre la banca como entre otras organizaciones de representación de usuarios, que llevan años alertando contra la que consideran una falsa asociación en defensa del consumidor. En este sentido, y aunque el PP aceptó a Ausbanc como miembro del Consejo de Consumidores y Usuarios en noviembre de 2013, poco tiempo después la entidad fue expulsada y ya no forma parte de este organismo en el que se agrupan al asociacionismo en defensa del consumidor declarado de interés público. Donde sí están reconocidos aún como colectivo representativo es en el Consejo de Consumo de la Comunidad de Madrid, que aún mantiene a un vocal en su órgano consultivo.

Durante años han sido más que conocidas en el sector también sus campañas denunciando a determinadas entidades financieras. Especial y continuadamente duro ha sido Pineda con BBVA y su presidente, Francisco González. Basta con hacer una simple búsqueda de este nombre en su periódico para ver el tenor de los artículos sobre esta entidad. Con otras entidades, lejos de encabezar campañas de desprestigio, ha desempeñado en la práctica una labor de acompañamiento en su expansión por Latinoamérica, Estados Unidos y Reino Unido, geografías hasta donde han llegado las publicaciones periódicas de Pineda. Pero parece que uno o varios bancos habrían dicho basta al presunto método de extorsión de Ausbanc, y se habrían decidido por fin a denunciar este entramado societario.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba