España

UPyD, el azote de Bankia, desaparece y saca menos votos que el Partido Animalista

Fin del bipartidismo y hundimiento de partidos que tradicionalmente habían mantenido el tipo y, en estas elecciones, se han estrellado. UPyD desaparece por completo y consigue menos votos incluso que el Partido Animalista; la Unidad Popular de Garzón se da el batacazo, al pasar de 11 a dos escaños y Bildu pasa de 7 a 2 asientos en el parlamento.

Andrés Herzog, candidato de UPyD.
Andrés Herzog, candidato de UPyD. EFE

UPyD se ha convertido en una desgraciada caricatura de sí misma, o más bien de sus restos, tras la desbandada de sus líderes en los últimos meses. El partido liderado por Andrés Herzog ha desaparecido del mapa parlamentario y apenas ha conseguido 150.000 votos, el 0,61% del total, por detrás incluso del Partido Animalista, que ha cosechado 214.000 votos (0,87%). "No ha podido ser. Desgraciadamente, no estaremos en el Parlamento", ha lamentado Herzog, que ha tenido que asumir que no podrá volver a pisar el hemiciclo, después de haber estado en él desde su fundación, en 2007.

El partido azote de los corruptos, el grupo parlamentario que batalló en el escándalo Bankia, puso contra las cuerdas a sus gestores y al ex presidente, Rodrigo Rato, e hizo bandera de causas sociales y contra la corrupción, no podrá sentarse en la Carrera de San Jerónimo.

La apisonadora de Podemos y el éxito agridulce de Ciudadanos, así como el enrocamiento de Rosa Díez y la desbandada de algunos de sus líderes más emblemáticos, ha cavado la tumba del partido magenta, cuyo futuro a partir de ahora es más que incierto.

La apisonadora de Podemos y el éxito agridulce de Ciudadanos, así como el enrocamiento de Rosa Díez y la desbandada de algunos de sus líderes ha cavado su tumba

"Hemos hecho un digno papel. Y, viendo el resultado de esta noche, UPyD es más necesario que nunca" ha defendido Herzog, a sabiendas de que no tendrá ni voz ni voto en la próxima legislatura. "Hay un bipartidismo que resiste y es muy probable que, al final, sigan mandando los nacionalistas", ha remarcado.

Tampoco aguantó el tirón de Podemos la Unidad Popular del voluntarista Alberto Garzón, que perdió los 11 escaños de 2011 y se ha quedado en unos raquíticos dos asientos en el hemiciclo.

No le fue a la zaga el batacazo de EH Bildu, formación que pasa por sus horas más bajas (le pasa factura la cruda realidad de tener que gobernar) y se deja cinco escaños, al pasar de 7 a 2.

Otro de los grandes derrotados de la noche fue Josep Antoni Duran i Lleida, cabeza de lista de Unió, que tal y como estaba previsto se queda fuera del Congreso después de seis largas legislaturas no consecutivas. Si bien es verdad que, hasta ahora, siempre había concurrido en coalición con Convergència.

También quedan expulsados de San Jerónimo BNG y Geroa Bai.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba