España

Unanimidad en las asociaciones de jueces: "urge" reformar el "politizado" CGPJ

Las cuatro asociaciones de jueces se plantean iniciar movilizaciones en marzo ante las reticencias del Gobierno a materializar sus reivindicaciones, entre ellas, que los miembros del CGPJ vuelvan a ser elegidos por los jueces

El ministro de Justicia, Rafael Catalá
El ministro de Justicia, Rafael Catalá

Los representantes de las cuatro asociaciones profesionales de jueces han exteriorizado esta semana su repudio 'unánime' al actual funcionamiento del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a pocos días de que venza un plazo que puede agrietar aún más las relaciones entre dichas asociaciones y Moncloa.

Por lo general divididos, los representantes de la Asociación de Profesionales de la Magistratura, la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria, Jueces para la Democracia y Foro Judicial Independiente, coincidían en un debate público el pasado miércoles en que la reforma del CGPJ del exministro Alberto Ruiz Gallardón de 2013 no hizo sino "politizar aún más” este organismo que "urgen" a "cambiar". Entre otras polémicas medidas, la criticada reforma de Gallardón facilitó la llegada al órgano de gobierno de los jueces de vocales 'independientes' de las asociaciones pudiendo presentarse con 'solo' 25 avales (antes 100), autorizó al propio CGPJ a nombrar los principales jueces de la Carrera Judicial con mayoría simple y no cualificada, redujo de 20 a 6 el número de vocales con dedicación exclusiva y de 12 a 4 el número de comisiones, eliminó la autonomía presupuestaria del organismo y le quitó su potestad reglamentaria en sueldos y vacaciones de los jueces en favor del Ministerio de Justicia, entre otras cuestiones. 

El último llamamiento público de las asociaciones de jueces contra el actual CGPJ se produjo exactamente una semana antes de que venza el próximo miércoles el plazo del requerimiento presentado por las asociaciones a los Ministerios de Justicia y Hacienda para la convocatoria de la "mesa de retribuciones judiciales", encargada de abordar "mejoras salariales" para paliar los "recortes" sufridos por los jueces en los últimos siete años.

Esta última es solo una de las catorce reclamaciones al Gobierno exigidas por las cuatro asociaciones en un documento sellado el pasado mes de julio y dirigido a "la mejora de la Justicia". La primera de esas reivindicaciones es precisamente que sean los jueces, y no el Parlamento, quienes elijan a los vocales que ahora eligen el Congreso y Senado a fin de que, según remarcan los jueces consultados por Vozpópuli, "se despolitice el CGPJ". 

"Propuestas para la mejora de la Justicia" by Vozpopuli on Scribd

Las reclamaciones de los jueces siguen la línea de lo que demanda el Grupo de Estados contra la corrupción del Consejo de Europa. El organismo europeo mostraba el pasado mes de enero su "insatisfacción" con el Gobierno español en materia de corrupción porque, a juicio del organismo, los miembros del Congreso no deberían participar en ninguna etapa del proceso de selección de los vocales del CGPJ, a la vez que se deberían fijar por ley criterios objetivos para el nombramiento de los altos cargos de la judicatura.

Estas cuestiones han sido abordadas en una subcomisión de Justicia en el Congreso de la que Unidos Podemos y Ciudadanos se han retirado precisamente ante la negativa de PSOE y PP a medidas como desligar al Parlamento de la elección de los jueces del CGPJ. Los socialistas han alegado que quieren evitar “cualquier pretensión de convertir al gobierno del Poder Judicial en una suerte de autogobierno de jueces y magistrados”, mientras que los populares se apoyan en el rechazo de los socialistas para negar una medida que suscribieron en el pacto de Investidura con Cs y que prometieron en la campaña electoral de 2011.

“Lamentablemente no tengo demasiadas esperanzas de que los partidos políticos alcancen un acuerdo que permita a los jueces elegir a sus representantes en el CGPJ”, señala a Vozpópuli el portavoz de la Asociación de Profesionales de la Magistratura, Celso Rodríguez. El portavoz de la APM (la más ‘conservadora’ y principal asociación en número de afiliados) descarta en este sentido tomar medidas como la de  ‘boicotear’ al CGPJ dejando de proponer candidatos porque “el sistema actual es la ley actual y hay que respetarla” aunque anticipa que “en marzo decidiríamos como asociación una propuesta de acción coordinada con las demás asociaciones, que podría incluir movilizaciones, ante el incumplimiento de todas nuestras reivindicaciones”.

La subcomisión del Congreso para la mejora de la Justicia se ha quedado en nada"

"La mesa de retribuciones no se ha convocado todavía y si, vencido el plazo, no se produce ningún avance, al menos nosotros como asociación podríamos empezar a movilizarnos", asegura por su parte Natalia Velilla, miembro de la Ejecutiva de la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria. "Y en esas posibles movilizaciones, no solo abordaremos el tema de las retribuciones, sino todas las reivindicaciones que presentamos las cuatro asociaciones en julio, porque la realidad es que desde que las hemos reclamado de forma ya unánime no se ha avanzado en la implementación de ninguna. La subcomisión del Congreso para la mejora de la Justicia se ha quedado en nada”, insiste.

El portavoz de Jueces para la Democracia, Ignacio González Vega, afirma por su parte que "esperaremos a ver qué pasa de aquí al miércoles con el requerimiento de la mesa de retribuciones antes de emprender movilizaciones aunque para nosotros el requerimiento que vence el 28 de febrero está vinculado a todas las reclamaciones que presentamos en julio”.

Las cuatro asociaciones, en cualquier caso, suscribieron el pasado 13 de febrero un comunicado en el que ya abrían la puerta a acciones conjuntas de no producirse avances en sus reivindicaciones sobre "la mejora de la Justicia" antes del 28 de febrero.

Comunicado conjunto de las cuatro asociaciones de jueces by Vozpopuli on Scribd

El CGPJ, cada vez más "politizado"

"La politización del CPGJ empezó en 1985 cuando cambia el sistema de elección de los jueces del organismo, sustituyendo el sistema anterior, donde decidían jueces, por otro en el que pasaron a ser elegidos por el Parlamento", explica Celso Rodríguez. “El Tribunal Constitucional avaló en su momento ese cambio advirtiendo en cualquier caso del riesgo de que se trasladara al Poder Judicial el mapa de fuerzas políticas del Parlamento”, remarca, incidiendo a la vez en que la reforma de Gallardón aprobada solo por el PP “ha sido negativa y ha acentuado un sistema presidencialista que resta importancia al funcionamiento colegiado".

"La reforma de Gallardón es lo que nos ha unido”, subraya Natalia Velilla. “Se afianzó un sistema presidencialista en el que el poder tiende a concentrarse en el presidente del CGPJ, que decide los asuntos más relevantes, lo cual no ha hecho sino agravar la politización de un Consejo ausente para muchos jueces, que no cumple su función de ser garante de su independencia”.

"Cuando el Ejecutivo arremete contra un juez, el CGPJ hace un ensordecedor silencio. Se ha vuelto una subdirección del Ministerio de Justicia, al servicio del Ejecutivo", incide por su parte González Vega, que remarca que "el sistema de elección de los vocales es solo una de las cuestiones que hay que corregir. En la práctica, en los nombramientos que efectúa luego el CGPJ - no baremados - prevalecen las cuestiones políticas sobre el mérito. El Ejecutivo tiende a controlar el CGPJ y los nombramientos de los jueces que puedan hacerse cargo de sus asuntos, como ocurrió con el nombramiento (en mayo de 2017) de la presidenta de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional (la conservadora Concepción Espejel) o el nombramiento (en enero) de un exsenador valenciano (el expopular Vicente Magro) como magistrado del Supremo siendo Valencia una de las comunidades más afectadas por la corrupción".



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba