Caso Lezo

La UCO señala a un excomisario por filtrar datos policiales a Ignacio González

La Guardia Civil considera que Luis Miguel Garrido Martínez, un mando policial que estuvo al frente de la Brigada de Delitos Monetarios y Económicos del Banco de España, pudo facilitar información confidencial al expresidente madrileño

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González es trasladado desde la Comandancia General de la Guardia Civil en Tres Cantos
El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González es trasladado desde la Comandancia General de la Guardia Civil en Tres Cantos EFE

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil señalan al excomisario Luis Miguel Garrido Martínez, quién estuvo al frente de la Brigada de Delitos Monetarios y Económicos del Banco de España, como la persona sospechosa de facilitar información confidencial de la Policía y del Servicio de Prevención del Blanqueo (Sepblac) al expresidente madrileño Ignacio González, el presunto cabecilla de la red Lezo.

Así consta en un informe de 4 de noviembre de 2019 de la UCO, al que ha tenido acceso Vozpópuli, en el que se da cuenta de que en el registro de la vivienda de Ignacio González los agentes descubrieron una carta de 4 de febrero de 2009 dirigida al "presidente" del Canal de Isabel II en la que se alude al intento de "detectar y prevenir posibles investigaciones".

"Una vez analizada esta información, se han hallado una serie de pruebas e indicios que apuntan a que el redactor de esta carta podría haber sido Luis Miguel Garrido Martínez, director de Seguridad del Canal entre 2004 y 2016", especifican los agentes de la UCO.

Carta al "presidente"

El primero de los indicios a los que alude la Guardia Civil es que la carta va dirigida al presidente, cargo que en febrero de 2009 ejercía Ignacio González en el Canal de Isabell II. Además, en esas fechas Luis Miguel Garrido Martínez ocupaba el cargo de director de seguridad del Canal de Isabel II, una circunstancia que para los agentes podría encajar con el contenido de la carta.

La UCO también recuerda que Garrido Martínez desempeñó el cargo de comisario de la Brigada de Delitos Monetarios y Económicos del Banco de España. Una circunstancia que para los agentes podría explicar que pudiera tener acceso a información de las bases de datos policiales y del Sepblac.

Y como indicio final, los guardias apuntan a la similitud que hay entre la firma incluida en la carta y la del excomisario sospechoso. Sin embargo, la UCO cree un perito caligráfico tendría que analizar este parecido.

Varias consultas

En concreto, el documento hallado en el domicilio de Ignacio González da cuenta de las consultas realizadas ante el Servicio de Prevención del Blanqueo (Sepblac), y en las bases de datos de la Brigada de Investigación de Delitos Monetarios de la Policía, para conocer si el "presidente" estaba involucrado en alguna investigación.

En el escrito se concluye que no había ninguna investigación sobre Ignacio González: "Estimado presidente. He confirmado con absoluta seguridad que no existe investigación de Delitos Monetarios, ni en el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Blanqueo de Capitales del Banco de España (Sepblac), ninguna investigación en la que aparezcas, ni como investigado ni como partícipe secundario de investigaciones de otras personas", especifica.

El autor del documento informa a su presidente de que alguien había consultado datos policiales para él: "Todos los archivos de los últimos diez años. Es un fichero informático especial que se llama GATI, dónde está todo, y no hay nada que nos interese", destaca el escrito, que la UCO incluye en su informe.

Un barrido

Finalmente, la persona que suministró a González la información confidencial sostiene que no hay motivo para que nadie pueda presentarse en entidades bancarias y tratar de conseguir datos, amparado en una investigación oficial: "Si lo han hecho es de forma personal o falseando algún escrito o aprovechando alguna relación amistosa en la entidad, extremo que dudo", destaca.

Asimismo, el redactor de la misiva informa de que se había realizado un barrido [de micrófonos] que se habría realizado en casa del "presidente", cuyo resultado fue negativo, tras lo que le recomienda tomar medidas preventivas, y que sea "prudente" con el uso de los teléfonos móviles por una posible intervención telefónica.

Esta no es la primera vez que aparece el nombre del excomisario Luis Miguel Garrido Martínez envuelto en la polémica. En abril de 2016, el Gobierno de la Comunidad de Madrid le destituyó como director de seguridad del Canal de Isabel II tras comprobar que este había mantenido la escolta a Ignacio González, pese a que este había dejado de ser presidente de la Comunidad de Madrid.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba