Desafío independentista

Torrent reta al Supremo y convoca la investidura de Jordi Sánchez para el viernes

El presidente del Parlament ha convocado para este viernes un pleno para sacar adelante la investidura de Jordi Sánchez

El presidente del Parlament, Roger Torrent.
El presidente del Parlament, Roger Torrent. EFE

Roger Torrent ha convocado para este viernes el pleno del debate de investidura de Jordi Sánchez. El exlíder de la ANC, amparado en una inocua resolución de la ONU, ya ha confirmado su intención de intentarlo de nuevo. Torrent ha confirmado esta candidatura y ha fijado fecha para esta semana, a la espera de novedades en el ámbito judicial.

El presidente de la Cámara se enfrenta a un dilema. Si el Supremo rechaza de nuevo esta candidatura, deberá suspender el pleno. Una situación sumamente incómoda ya que el aspirante cuenta ahora con el respaldo de todo el bloque secesionista salvo la CUP, que reclama determinados compromisos 'con la república'. 

Puigdemont, desde Berlín, impulsa esta jugada, al objeto de evidenciar, una vez más, el autoritarismo del Estado y la persecución de que son objeto los líderes independentistas. Una vez que el juez Llarena deniegue a Sánchez el permiso para personarse en el Hemiciclo y defender su programa, la pelota pasa a Torrent. El presidente del Parlament deberá decidir, tras un debate en la Mesa, si se sigue adelante con la propuesta. Hasta ahora siempre ha evitado enfrentarse a las decisiones de los tribunales. Cabe pensar que seguirá haciéndolo. 

Torrent, de momento, evita todo protagonismo mediático. Ha bajado el pistón de sus comparecencias, en especial desde la puesta en libertad de Puigdemont, sobre quien recaen de nuevo todo el foco informativo. Desde el secesionismo radical se acusa a ERC de 'cobardía' por no defender la investidura del 'president legítimo', pese a lo que digan los tribunales españoles. Torrent evitará problemas con la Justicia y, al tiempo, intentará salvar la cara ante los suyos, que le reprochan falta de valentía frente a las acometidas de los jueces. 

Oriol Junqueras le respalda. Reclama con insistencia un 'presidente efectivo',sin problemas procesales. Y que sea cuanto antes. La apuesta por Sánchez será fallida, algo que se da por hecho incluso entre quienes la promueven. Es un gesto para subrayar que Rajoy no obedece a la ONU, como dice el propio Torrent. Pero al final, será el presidente del Parlament quien deberá comunicar, si es el caso,  que la investidura no es posible. Y se volverá a la casilla de salida. Sánchez deberá renunciar a su propósito, como ya hizo cinco semanas atrás, cuando incluso anunció que dejaba su acta de diputado y volvía a la Universidad. 



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba