España Prohibida la muerte del Toro de la Vega en Tordesillas

La Junta de Castilla y León, gobernada por el Partido Popular, aprueba un decreto-ley que garantiza la continuidad de la tradición pero impide que el animal muera alanceado.

El Consejo de Gobierno de Castilla y León ha aprobado un decreto-ley que prohibirá la muerte del polémico Toro de la Vega de la localidad vallisoletana de Tordesillas. Éste modifica el Reglamento de Espectáculos Taurinos de la Comunidad, que hasta el momento efectuaba una excepción a la prohibición general de que se pueda dar muerte en público a los animales que participen en espectáculos como encierros, suelta de vaquillas y concursos de recortes. Esa excepción amparaba este Torneo para que el animal pudiera morir alanceado.

Esta medida marca un punto de inflexión histórico en un acontecimiento rodeado de detractores. Pocos son los que defienden que se perpetúe, más allá de los habitantes del municipio de Valladolid. La Junta de Castilla y León, gobernada por el Partido Popular, ofrece de esta forma una solución, quizá algo ambigua, que garantiza la continuidad del espectáculo y se adapta más a los tiempos que vive la sociedad.

El consejero de la Presidencia de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ha detallado en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que tras el último festejo del Toro de la Vega decidieron abrir un plazo de reflexión y entre la salida de prohibir o proteger esta tradición, que data de 1534, han optado por lo segundo, para adaptarlo "a la cultura y sensibilidad del siglo XXI".

El decreto-ley tendrá que pasar por el pleno de las Cortes en menos de un mes, lo que obligará a todos los grupos de la oposición parlamentaria a pronunciarse sobre esta nueva medida y una vez más sobre esta tradición, símbolo de la polarización entre protaurinos y animalistas en España.

"La Junta contraviene el espíritu de la ley de regulación de la tauromaquia"

El Ayuntamiento de Tordesillas ha anunciado que hará todo lo posible para que la medida no salga adelante y que recurrirá ante los tribunales el decreto ley. En rueda de prensa, el alcalde socialista José Antonio González Poncela, ha anunciado este recurso porque, según ha dicho, el decreto de la Junta contraviene el espíritu de la ley de regulación de la tauromaquia.

En la misma rueda de prensa, el portavoz del PP del Ayuntamiento de Tordesillas, Miguel Ángel Oliveira, ha dicho que ni comparte ni respeta el decreto, aunque lo acatará.

El Patronato llama a no votar a los prohibicionistas

Por su parte, el vicepresidente del Patronato del Toro de Vega, Ramón Muelas, considera que la Junta "ha perdido el norte" tras aprobar un decreto ley que prohíbe la matanza del Toro de la Vega, que se celebra en septiembre en la localidad vallisoletana de Tordesillas, y ha advertido que "lucharán" por lo que considera una de sus "tradiciones más queridas".

Muelas también ha señalado que en el pecado "está la penitencia" al tiempo que ha pedido a los "miles de torneantes" que acuden al festejo del Toro de la Vega que "obren en consecuencia" y no "voten, ni en broma" a quienes han firmado el decreto ley. El vicepresidente ha augurado que se pueden dar situaciones que se vivieron en tiempos pasados, pero de momento ha planteado que se declare Personas Non Gratas en Tordesillas a quienes han firmado el decreto ley que prohíbe matar al Toro de Vega.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba