Rajoy cuenta con la presidenta andaluza en un futuro escenario de pactos

"A la lideresa, ni un pelo": El PP aparta a Susana Díaz de la trifulca electoral

El PP ha sacado a Susana Díaz de la contienda electoral. "Ni un pelo a la lideresa con el escándalo de la corrupción". Será necesaria para los pactos después del 26J.   

La presidenta andaluza, Susana Díaz.
La presidenta andaluza, Susana Díaz. EFE

El PP andaluz ha desplazado la corrupción del eje de su agenda política. La comisión parlamentaria que se ocupa estos días de las irregularidades en los cursos de formación es objeto de esgrima política, pero no de un intenso bombardeo sobre la jefa máxima del PSOE.

Las declaraciones de Díaz, Chaves y Griñán apenas han levantado polvareda

La comparecencia de Susana Díaz ante la comisión parlamentaria que investiga este escándalo apenas ha levantado polvareda. Algo parecido ocurrió con las declaraciones de los expresidentes Chaves y Griñán, mera formalidad, sin apenas turbulencias. "La que están montando con el presidente de Murcia, contra el que aún no hay nada, se habla de tres mil euros, y aquí tenemos un saqueo de casi mil millones y no pasa nada", comenta una fuente del PP regional. La Justicia, incluso, se ha atascado en los procesos que afectan al socialismo del sur.

Los escándalos, fuera de la agenda

El PP confía en mantener sus 21 escaños andaluces en el Congreso tras los comicios del 26J, un suelo muy sólido con algunas zonas en alza como Málaga o Jaén. El PSOE puede retroceder en su territorio primigenio, en su región fetiche, en su bastión inexpugnable. La ofensiva del tándem Podemos e Izquierda Unida amenaza con arrasar buena parte del votante socialista. 

Génova no quiere escarbar demasiado en el pozo de los escándalos. La corrupción no es tema de campaña, comentan. Tanto los Eres como los cursos de formación son cuestiones que han menguado en el interés informativo e incluso en el impacto electoral. Hay también un elemento añadido, y fundamental, que explica esta actitud de los populares. Susana Díaz puede ser clave en el escenario político que emerja después de las elecciones. "La lideresa andaluza será necesaria para cualquier pacto si Pedro Sánchez se estrella", asegura esta fuente.

La presidenta de la Junta de Andalucía mantiene buenos contactos con los líderes de la Moncloa, no se lleva mal con Mariano Rajoy, exhibe excelentes relaciones con ministros, con dirigentes del PP, empresarios y altos mandos de los grupos de comunicación, donde la amparan, defienden, jalean y hasta vitorean. Está "súper protegida", señala esa fuente. A la espera de lo que pueda pasar en la interna socialista. "Con Susana, se está siempre a la espera. Hasta que llegue su hora", afirman.

El PP andaluz evita el ruido y la trifulca en campaña. Desde el aterrizaje de Moreno Bonilla como jefe regional, siempre ha sido así. "La idea es transmitir una imagen en positivo, aportando ideas, lanzando propuestas", comenta Sebastián Pérez, el jefe de la campaña de los populares andaluces. "A favor", dice el lema elegido por Jorge Moragas para esta campaña que arranca en unos días. 

No es momento tampoco de que Génova se adentre en el territorio de la ciénaga socialista andaluza cuando tiene su propia estructura convertida en un inmenso lodazal. Son incesantes las erupciones de la escandalera de la Púnica, intermitentes las de la Gürtel y hasta aparece un sarpullido en el horizonte murciano, donde el PP ha gobernado con mayoría absoluta durante más de cuatro lustros. ¿Sacudirle al PSOE por la corrupción?, no gracias, comentan las fuentes de Vozpópuli. "Y a la sultana socialista, ni tocarla". Al menos, por ahora.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba