La presidenta andaluza comparece Díaz reprocha al Gobierno que no paralizara el sistema de cursos de formación

La presidenta andaluza ha recordado que la ministra de Empleo dijo se habían puesto de manifiesto "debilidades y deficiencias" a nivel nacional y no hizo nada.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha reprochado este martes al Gobierno que no hubiese "paralizado" el sistema de la formación después de que la ministra de Empleo, Fátima Báñez, dijera en el Congreso que se habían puesto de manifiesto "debilidades y deficiencias" a nivel nacional.

La presidenta andaluza, también ha protagonizado un duro enfrentamiento con la portavoz del grupo Popular Teresa Ruiz Sillero a cuenta de la supuesta participación en los cursos de formación de la Junta de José María Moriche, marido de Díaz, que trabajó como administrativo en un centro dependiente de la UGT-A.

Díaz, que cierra la primera fase de declaraciones ante la comisión Parlamento andaluz que investiga el presunto fraude en los cursos de formación desde el año 2002, ha recordado que "la ministra de Empleo habló de deficiencias en el sistema" y ha apostillado que no lo ha sacado a colación "a título de excusa", aunque ha subrayado: "Eché de menos una reunión en el Ministerio" para analizar si las deficiencias eran las mismas en todo el Estado.

La Junta ha solicitado el reintegro firme por valor de 90 millones

En su intervención inicial Díaz ha querido aclarar que ella no paralizó la convocatoria de los cursos cuando accedió a la Presidencia de la Junta, sino que "mantuvo" la paralización porque, como dijo el 8 de octubre de 2013, había que dar "garantía", ante las "sospechas", de que "ni un solo euro se gestionaba mal".

Por otra parte, ha confirmado que la Junta ha solicitado reintegro firme por valor de 90 millones de euros en los 2.547 expedientes verificados de los cursos de formación desde 2002 a 2012, y ha desvelado que un millón de euros ya han sido abonados, mientras que otros dos millones de euros están en fase "ejecutiva".

Enfrentamiento con el PP

Poco después ha tenido lugar el enfrentamiento con Sillero, por el Instituto de Formación y Estudios Sociales (IFES), un ente de UGT encargado de impartir cursos de formación, en el que trabajó como auxiliar administrativo su marido y del que Moriche recibió nóminas en concepto de "preparación y tutoría para cursos", según el PP, que le ha preguntado a Díaz si su situación familiar ha influido para que determinados expedientes de los cursos estén todavía sin justificar.

Visiblemente enojada por lo que ha considerado "insidias", Díaz en su comparecencia en la comisión de investigación ha reprochado a la popular que "no tuviera la gallardía y el valor" de afirmar "lo que no se atreve a decir", y ha censurado: "A mí me daría vergüenza y sentiría pena si mi partido me encargará el papel que su partido le ha dicho que represente".

Ruiz Sillero se ha remitido a un expediente de la formación, del que ha dicho que lleva siete años "sin ser revisado, en el que se imputa la nómina (de Moriche) a los gastos de los cursos en concepto de tutorías y formación", a lo que Díaz ha respondido que había leído con "maldad solo una parte de la nómina", tras lo que ha señalado: "Me he casado con un tieso, sí" y que cobró entre 700 a 1.200 euros con pagas prorrateadas.

Díaz ha llegado acompañada del vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, y del portavoz parlamentario del PSOE, Mario Jiménez. Por la mañana han comparecido también el exconsejero de Educación Luciano Alonso y el actual responsable de Empleo, José Sánchez Maldonado, y ayer por la tarde lo hicieron los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, quienes negaron que durante sus mandatos se produjeran irregularidades en la Junta y descartaron que hubiera un fraude en el seno de la Administración.

El PSOE sostiene que no tomó ninguna decisión desde el punto de vista político o institucional en ese periodo

La comparecencia de Susana Díaz viene precedida de polémica después de que el PP se quejara de que fuera citada a las 6 de la tarde, al entender que con ello se pretende que pase "desapercibida". El portavoz del PSOE en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha recordado que Susana Díaz comparece "en calidad de presidenta de la Junta" y ha sostenido que "no tiene nada que aportar a la comisión porque no ha tomado ninguna decisión desde el punto de vista político o institucional en ese periodo".

Susana Díaz ha subrayado en varias ocasiones que si le citaba la comisión acudiría, aunque cree que los grupos de la oposición pretenden "manipular" las instituciones y "hacer daño". Así, cada vez que se le ha preguntado al respecto, ha recordado que se está investigando la gestión de unos cursos que se paralizaron en el año 2011 y que ella llegó al Gobierno andaluz en el 2012 y a la Presidencia de la Junta en el 2013.

Una de las cuestiones sobre las que, previsiblemente, se le preguntará esta tarde serán los motivos por los que decidió mantener la suspensión de la formación, asunto que planteó a Chaves el PP, que quiso recabar su opinión al respecto, a lo que el expresidente de la Junta respondió tajante: "Mañana viene a esta comisión la presidenta, hágale la pregunta a ella". Griñán también aludió ayer a Susana Díaz cuando el PP sostuvo que la actual presidenta de la Junta y el exvicesecretario general del PSOE-A Rafael Velasco eran "sus dos puntos débiles, sus dos delfines", a lo que el expresidente replicó: "Son mis puntos fuertes, nunca han sido mis puntos débiles".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba