España

Pedro Sánchez suspende las reuniones de la ejecutiva socialista hasta después del 26J

El líder socialista no reúne a su dirección desde el 18 de abril y no tiene intención de convocarla hasta que pasen las elecciones del día 26, en las que el PSOE se arriesga a sufrir el mayor batacazo desde el inicio de la Transición.

Pedro Sánchez junto a los principales dirigentes del comité federal.
Pedro Sánchez junto a los principales dirigentes del comité federal. EFE

El pretexto de la precampaña electoral le ha servido a Pedro Sánchez para rehuir los debates en la ejecutiva del partido y en el comité federal hasta después de las legislativas, decisión en la que algunos barones regionales observan un intento claro de evitar que desde la dirección del partido le lean la cartilla ante una estrategia electoral que consideran "difusa y escasamente trabajada".

El PSOE se enfrenta al riesgo del mayor fracaso electoral sin reunir a sus órganos de decisión durante más de dos meses

La cúpula de Ferraz, integrada por 26 personas desde el último congreso, no se reúne desde el pasado 18 de abril. El último mensaje que Sánchez emitió a la dirección del partido fue que no temía estas nuevas elecciones, a pesar de que la mayoría de las encuestas ya daban por entonces como ganador al PP. De esta forma, si no hay cambios de agenda, el PSOE llegará al 26J sin haber abordado un debate a fondo durante más de dos meses, dato al que  en Ferraz restan importancia teniendo en cuenta que en el comité de campaña se sientan diez miembros de la ejecutiva. Entre ellos no están ni la exministra Carmen Chacón, ni el presidente valenciano, Ximo Puig, ni la responsable de Empleo, Mari Luz Rodríguez, quien no ha repetido en las listas pese a haber sido una de las principales forofas de Sánchez.

A la mayoría los miembros de la ejecutiva que sí han sido integrados en el comité de campaña se les ha encomendado responsabilidades muy secundarias, por lo que el núcleo duro se concentra en el secretario de Organización, César Luena, cada vez más discutido internamente, el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, el vasco Rodolfo Ares y José Enrique Serrano, guía principal de la negociación con Ciudadanos después del 20D. La federación andaluza, la más crítica con Sánchez, está representada en este comité por Antonio Pradas.

La decisión de no convocar reuniones de la comisión ejecutiva se ha dejado notar más por las discrepancias internas que está suscitando la forma en la que el propio Sánchez conduce la campaña. Al abatimiento general provocado por la difusión de las últimas encuestas que dan por hecho el adelantamiento de Unidos Podemos al PSOE, se suma la confusión originada por los continuos vaivenes de Sánchez, quien a solo tres semanas del 26J parece no haber identificado todavía a su principal rival electoral.

Hay barones que desde el anonimato, para no romper el cierre de filas artificial pactado hasta las elecciones, consideran un grave error intentar competir con Podemos por la izquierda y, sobre todo, no cocinar antes de la cita con las urnas el plan con el que tendría que hacerse frente a un resultado electoral tan perjudicial para los socialistas como el que coloca a Pablo Iglesias como primer referente de la izquierda. Solo cuatro de las 35 encuestas conocidas desde el 1 de enero descartan este escenario. "Nos encontramos ante la paradoja de estar bordeando la catástrofe sin que los órganos de dirección internos del partido se reúnan para compartir un diagnóstico común. Lo nunca visto", resume uno de los barones territoriales.

Felipe González pasará la campaña fuera

Ayer presentó el PSOE sus actos de campaña y quizás el dato que mejor revela la situación de desgarro interno es que todavía no está en condiciones de confirmar la presencia del expresidente Felipe González en ninguno de sus mítines. Sería la primera vez que dejara de participar en unas elecciones generales y es lo que el líder socialista está intentando evitar, aunque en su entorno inmediato está recibiendo sugerencias contrarias a la presencia de González en esta campaña por parte de quienes creen que en estos momentos, debido a la publicidad de sus polémicas actividades privadas, el expresidente "no solo no suma votos, sino que resta". De momento, éste ha anunciado que pasará la mayor parte de la contienda fuera de España.

La intención de Sánchez es invitar a González al cierre de campaña en Madrid y aparentar una imagen de unidad con la presidenta andaluza, Susana Díaz. Ayer estuvo con ella en Cádiz y quiere volver a compartir un mitin en Sevilla antes del día de reflexión. Sánchez también ha comprometido a José Luis Rodríguez Zapatero para un acto en Valladolid.

Ferraz presenta los actos de campaña sin poder confirmar la participación de Felipe González en ninguno de ellos

Algunos barones regionales comentaron ayer alarmados la "torpeza" de su jefe de filas al conceder credibilidad a las encuestas que dan como ganador a Pablo Iglesias dentro de la izquierda y relegan al PSOE a la tercera posición. El líder socialista admitió en varias cadenas de radio el desánimo que predomina en la organización y la urgencia que tiene en movilizar a sus votantes, algo que para estos dirigentes contraviene "cualquier manual electoral" y refleja la debilidad con la que el partido encara el desafío del 26J.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba