España

Rafael Arenas, nuevo presidente de SCC: "El 'problema se resolverá cuando los catalanes asuman la riqueza de ser españoles"

En su nueva etapa al frente de la entidad, que desmonta con argumentos los "mitos" independentistas, Arenas defiende un diálogo más allá de Rajoy y Mas en distintos sectores de la sociedad catalana.

El nuevo presidente de Sociedad Civil Catalana, Rafael Arenas
El nuevo presidente de Sociedad Civil Catalana, Rafael Arenas SCC

Sociedad Civil Catalana (SCC) ha renovado tras las pasadas elecciones autonómicas catalanas del 27 de septiembre su cúpula directiva, con la sustitución "por razones de índole personal y profesional" del que fuera su presidente en los últimos dos años, Josep Ramon Bosch, por Rafael Arenas. Nacido en Vegarrozadas (Asturias) en 1967, Arenas es catedrático de Derecho Internacional Privado en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), doctor en Derecho, autor de más de 150 publicaciones sobre temas jurídicos y miembro del colectivo Puerta de Brandemburgo.

Fue nombrado presidente por unanimidad, mientras que las vicepresidencias segunda y tercera han sido suprimidas, Juan Mellen se encargará del área Internacional y Mercè Vilarrubias, catedrática de lengua inglesa, se incorpora en calidad de vocal. Joaquim Coll se mantiene como vicepresidente de la entidad que aboga por la concordia entre los catalanes y el resto de los españoles.

- ¿Creen desde Societat Civil Catalana que sería una buena noticia para lograr la estabilidad política en Cataluña que se repitieran las elecciones si Artur Mas no es investido y no logra conformar gobierno?

- El actual Parlamento catalán nace lastrado por la circunstancia de que la fuerza que ha ganado los comicios realmente no pretendía concurrir a unas elecciones autonómicas, sino convertir éstas en un plebiscito sobre la hipotética independencia de Cataluña. En estas circunstancias será difícil que pueda lograrse estabilidad. El Parlamento catalán ha de asumir las funciones que tiene atribuidas como órgano constitucional español y no ser un instrumento para un plan secesionista. Si esto no es posible con su configuración actual probablemente no quedará más remedio que acudir a unas nuevas elecciones que, en cualquier caso, serán obligadas si ningún candidato a la presidencia de la Generalitat consigue ser investido.

- Entonces ve complicada la investidura de Mas…

- No lo vemos como presidente reelecto, a menos que los radicales antisistema de la CUP incumplan su promesa electoral de no investir a Artur Mas por su política de recortes y porque les aleja un abismo en cuanto a sus programas electorales. No veo, sinceramente, a la izquierda radical independentista y antieuropea votando a favor de Mas en la investidura, aunque todo es posible en Cataluña sobre todo porque los independentistas van a hacer todo lo posible para seguir con su plan separatista que es completamente ilegal. Cabe recordar que se están produciendo enormes presiones tanto en CDC como en ERC para que la CUP apoye la investidura de Mas. Nosotros desde Societat Civil Catalana no vamos a bajar la guardia ante el independentismo porque han ganado en número de escaños y aunque Junts pel Sí tenga 62 diputados y esté lejos de la mayoría absoluta de 68 asientos, cabe recordar que sumando a la CUP los independentistas alcanzan los 72 diputados en el Parlament. Por esta razón vamos a seguir apostando por el diálogo, por la razón y para defender que Cataluña se beneficia mucho más perteneciendo a España, que es una comunidad autónoma plural pese a que esté fracturada.

- ¿Consideran que los independentistas han "perdido" las elecciones del 27-S porque las plantearon como un plebiscito y el "no" obtuvo más votos que los separatistas?

- La cita electoral del 27-S se planteó como un plebiscito por Artur Mas y sus aliados de la lista independentista del Junts pel Sí, con la aparente intención de comprobar el nivel de apoyo hacia su propuesta de secesión unilateral. El resultado demuestra que el separatismo, pese a la intensa campaña de propaganda y al uso descarado de los recursos públicos y medios de comunicación por parte de la Generalitat catalana durante los últimos años, queda claramente por debajo del 50% de los sufragios. Pretender seguir por ese camino solo puede profundizar en el conflicto político y social, y generar incertidumbre económica.

- ¿Esperan dificultades para que Junts pel Sí, con 62 escaños y lejos de la mayoría absoluta de 68 diputados, pueda conformar gobierno?

- La lista independentista de Junts pel Sí desciende en escaños respecto a la suma de las dos grandes fuerzas que concurrieron en 2012 y pierde la mayoría absoluta que hasta ahora tenían juntas CiU y ERC. Con este resultado dicha coalición va a tener muchas dificultades para lograr investir a su candidato como presidente de la Generalitat. La mayoría de escaños independentistas, que no refleja la mayoría social de Cataluña, no garantiza la estabilidad parlamentaria. Un dato que valoramos como muy relevante es que las fuerzas partidarias del llamado derecho a decidir no alcanzan los 2/3 de diputados, imprescindibles para iniciar una reforma estatutaria.

- ¿No creen que tanto Mariano Rajoy como Artur Mas ya no son una garantía para defender una solución dialogada que de alguna forma contente a los independentistas y aporte una solución al órdago separatista?

- Apostamos por el diálogo. No tanto entre los políticos porque somos una entidad social, pero hay que decir alto y claro que el diálogo no es entre Cataluña y España como quieren los independentistas, sino que el diálogo debe producirse e incrementarse entre la propia sociedad catalana. Mas nunca ha sido el presidente de todos los catalanes, sino que ha despreciado al 52% de los catalanes que no se siente y no apoyan su proyecto independentista ilegal y es por eso que el diálogo debe fructificar entre empresarios, artistas, personas anónimas de la sociedad catalana y esto es lo que vamos a seguir defendiendo en Societat Civil Catalana. Pero hay que tener claro de qué se va a dialogar y no se puede dialogar sobre decidir el futuro de una parte de España por una parte de los españoles.

- ¿Cuál es en su opinión la solución para desencallar el denominado problema catalán, sólo debe ser política y de cesión de más autonomía fiscal y competencial?

- Somos una asociación de ciudadanos que no entra en el debate de medidas y propuestas concretas. Ahora bien, precisamente por esto sabemos que el denominado "problema catalán" no puede ser resuelto mediante ésta o aquella concesión a los independentistas. Es necesario un diálogo amplio sobre la riqueza y pluralidad de la sociedad catalana y acerca de la forma en que los catalanes participamos en el proyecto común español y europeo. Romper los mitos nacionalistas y hacer explícita una Cataluña orgullosa tanto del castellano como del catalán, de su cultura e historia propias y también de la forma en que ha participado desde siempre en la historia y cultura del conjunto de España, una Cataluña en la que sus ciudadanos no tienen que verse enfrentados a dilemas identitarios no es cuestión que se resuelva simplemente mediante una negociación política.

- Pero ustedes siempre han reivindicado como catalanes el orgullo de pertenecer a España…

- Al mismo tiempo desde SCC reivindicamos una España orgullosa de que Cataluña sea una parte esencial e imprescindible de España que resulta tan inseparable de ésta como puede serlo Andalucía, Madrid o Castilla. Este "problema catalán" no se resolverá más que cuando los catalanes asumamos que nuestra condición de españoles supone una riqueza, y cuando el resto de los españoles estén orgullosos de un país en el que Cataluña es una parte esencial. Evidentemente, esto no se conseguirá con más autonomía fiscal y competencial; pero cualquier diálogo sobre la configuración de España en la que participen las diversas fuerzas políticas y sociales con espíritu constructivo será positivo para reconstruir los puentes que ahora parecen haberse roto entre los catalanes partidarios de la secesión y los que no lo somos.

- ¿En su nueva etapa como presidente tiene previsto reunirse con grandes empresarios catalanes de La Caixa, Gas Natural, Abertis… para trasladarles su propuesta de diálogo social?

- Por su puesto. Tenemos en las próximas semanas una gran tarea para seguir organizando actos, reuniones, conferencias dentro y fuera de Cataluña con el objetivo de resaltar los lazos que nos unen a los catalanes y al resto de españoles en defensa de un proyecto común que acalle con argumentos el órdago independentista. Y sí, estaría encantado de poder reunirme con Isidre Fainé, presidente de La Caixa o Salvador Gabarró, presidente de Gas Natural Fenosa, para explicarle nuestro proyecto y animarles a que alcen la voz a favor de la estabilidad política y jurídica en Cataluña.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba