Policía Nacional

Zoido elige como 'jefe' de la Policía a un comisario al que le quedan 10 meses para jubilarse

Florentino Villabona cumplirá los 65 años el próximo 23 de noviembre y ocupaba hasta ahora el cargo de comisario general de Seguridad Ciudadana. Se le considera al margen de la 'brigada política' y de la 'guerra de comisarios' que ha salpicado a la institución en los últimos años.

El comisario de Seguridad Ciudadana Florentino Villabona.
El comisario de Seguridad Ciudadana Florentino Villabona. EP

Elección con polémica. El Ministerio del Interior ha hecho público este lunes el nombramiento del comisario principal Florentino Villabona Madera como nuevo director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, un cargo de extrema importancia para dirigir el día a día de los 70.000 agentes de la Institución. El elegido por Juan Ignacio Zoido entre los 36 candidatos ha provocado reacciones dispares en el seno de del Cuerpo, según ha podido constatar Vozpópuli. Por un lado se alaba que esté al margen de la llamada 'brigada política' y de la 'guerra de comisarios' en la que estuvo involucrado su antecesor, el comisario Eugenio Pino. Por otro, se critica que su jubilación se produzca dentro de diez meses -cumplirá 65 años el próximo 23 de noviembre-, lo que obligará a abrir de nuevo a finales de este año el proceso de elección 'a dedo' del responsable de dicho puesto. Hasta ahora, Florentino Villabona era el comisario general de Seguridad Ciudadana.

Villabona ha permanecido al margen de la 'brigada política' y de la 'guerra de comisarios' que ha salpicado a la Policía en los últimos años

En la nota que hizo público el Ministerio del Interior este lunes para anunciar el nombramiento, se destaca su "acreditada carrera profesional" y su "sólida experiencia" además de hacer un repaso por su trayectoria desde su ingreso en la Policía en 1978 como inspector. En este sentido se destaca su participación en distintos operativos de la lucha antiterrorista que permitieron desmantelar varios comandos de ETA y uno del Grapo, pero sobre todo su intervención en la liberación de la menor Melody Nakachian, secuestrada por un grupo de delincuentes franceses en Estepona (Málaga) en 1987, en un suceso que entonces acaparó la atención de los medios de comunicación. Antes de ser nombrado comisario general de Seguridad Ciudadana por el anterior equipo de Jorge Fernández Díaz, fue también jefe superior de Policía en Melilla.

Los otros aspirantes

En su elección como DAO, la primera vez que se hace por un concurso de libre designación (a dedo), Villabona ha superado a otros 35 comisarios principales que se habían postulado para el cargo, entre ellos algunos que partían como 'favoritos'. Uno era el comisario José Luis Olivera, actual máximo responsable del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), quien en algunos situaron como el 'elegido' en el anterior concurso de junio, que Interior decidió suspender cuando estalló el escándalo de las escuchas de Fernández Díaz con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña. Según estas fuentes, su estrecha relación con el anterior equipo de Interior ha jugado finalmente en su contra. También lo ha hecho para otro de los candidatos, el comisario Antonio Rodríguez, quien ha ocupado en los últimos meses el cargo de 'número 2' de la Policía de manera accidental tras la jubilación de Pino, y a quien la reciente declaración de conflicto colectivo hecha por el Sindicato Unificado de la Policía (SUP), el mayoritario, también ha lastrado.

En 2013 algunos sindicatos policiales pidieron su cese por el fracaso del despliegue policial de las Marchas de la Dignidad que terminó con 67 antidisturbios heridos

No obstante, el nombre del comisario Villabona tampoco se ha librado de la polémica. Fue en 2013, cuando ya era comisario general de Seguridad Ciudadana. Entonces se involucró personalmente en la organización del despliegue policial para las Marchas por la Dignidad del 22 de marzo de aquel año en Madrid. Los altercados posteriores terminaron en 67 antidisturbios heridos, algunos de ellos de gravedad. Entonces, algunos sindicatos pidieron su cese. Sin embargo, el entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, desoyó dicha reclamación e, incluso, lo condecoró con una Cruz policial con distintivo rojo al año siguiente, una distinción que lleva aparejado un incremento salarial vitalicio del 10%.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba