España

Robles nombra 'número dos' de Defensa al jefe de la Policía que cesó a Villarejo

Ambos coincidieron entre 1994 y 1996 cuando la nueva ministra desempeño el puesto de secretaria de Estado de Seguridad en el Ministerio que dirigía Juan Alberto Belloch

Margarita Robles posa con la cartera de Defensa junto a Dolores de Cospedal.
Margarita Robles posa con la cartera de Defensa junto a Dolores de Cospedal. EFE

La nueva ministra de Defensa, Margarita Robles, ha nombrado secretario de Estado de Defensa a Ángel Olivares, el que fuera jefe de la Policía Nacional durante el tiempo en el que la dirigente socialista ocupó el puesto de secretaria de Estado de Seguridad en el Ministerio del Interior, entre 1994 y 1996.

Fuentes del entorno del ex jefe de la Policía confirmaron a Vozpópuli este ofrecimiento formal, que Olivares ya ha aceptado y se encuentra a la espera de confirmación oficial por parte del nuevo presidente del Gobierno. A mediados de los años noventa ambos coincidieron bajo las órdenes del ministro Juan Alberto Belloch quien ostentó las carteras de Interior y Justicia en el Gobierno de Felipe González.   

Fueron años convulsos en el Departamento, que vivió la fuga del entonces jefe de la Guardia Civil, Luis Roldán, y su posterior detención. A Olivares también le tocó afrontar crisis de calado como la que se desencadenó tras la elaboración del llamado 'informe Veritas' por el que en mayo de 1995 decidió cesar a un entonces inspector jefe José Villarejo, el veterano mando actualmente en prisión.

Mentiras sobre Garzón

A mediados de los años noventa, Villarejo no era todavía el personaje conocido que es hoy. El polémico informe, elaborado en 1995, recibió el nombre de Veritas y en él se relacionaba al magistrado Baltasar Garzón con un grupo criminal árabe. En ese momento Garzón, tras dejar el Gobierno de Felipe González, investigaba a los GAL, el terrorismo de Estado que actuó en los tiempos del Ejecutivo socialista.

Algunos medios de comunicación desvelaron entonces extractos del documento, según el cual, el grupo mafioso había captado a Garzón aprovechando “su obsesión por las mujeres, por aparentar y por la buena vida”. “No les resulta difícil irlo introduciendo al principio en fiestas aparentemente inocuas y, más tarde, en orgías donde puede disfrutar de dos y hasta tres mujeres a la vez, donde se consume coca y se abusa del caviar y del champagne francés”, decía el 'informe Veritas'.

Recientemente, el comisario acusó a Margarita Robles de haber sido la persona que le encargó la realización de dicho informe. Lo dijo en la entrevista que le concedió en junio del año pasado al periodista Jordi Évoleen el programa 'Salvados' de 'La Sexta'.

Villarejo acusó a Robles

“Lo que hice fue verificar una serie de informaciones que se tenían, que habían sido facilitadas por colaboradores de la Policía, para ver si era cierto o no que este señor hacia determinadas cosas. Parte de esos datos que aparecían en ese informe, efectivamente, yo los aporté, pero una vez verifiqué que eso no era cierto, no sólo dejé de hacerlo sino que se lo comuniqué a él (Garzón)”, explicó durante la entrevista.

Según argumentó Villarejo en 'La Sexta', era de “interés policial” saber si “un juez tan importante” frecuentaba a personas vinculadas al narcotráfico. Preguntado acerca de quién fue la persona que le encargó esos trabajos, el mando señaló a la flamante ministra de Defensa: “Creo que la secretaría de Estado de aquel entonces, Margarita Robles”. En aquellos momentos, el ministro era Juan Alberto Belloch, quien asumió las carteras de Justicia e Interior.

En aquel programa intervino también el propio Garzón: “Si lo hicieron sería porque les intimidaría. Estaba investigando casos muy relevantes que afectaban a la llamada seguridad del Estado”. Robles nunca se ha pronunciado en público acerca de esta acusación de Villarejo, si bien en privado niega haber estado involucrada en el 'informe Veritas'.

Las crónicas de la época narran cómo fue el propio Olivares quien, bajo la dirección de Robles, decidió apartar de su cargo a Villarejo, quien prestaba servicios en la Comisaría general de Policía Judicial. Olivares explicó entonces que el cambio de destino se debía exclusivamente a razones profesionales. La versión del Ministerio era negar la existencia del polémico informe. Además de Villarejo, también fueron cesados otros dos inspectores jefes. "Son puestos de libre designación por lo que el Ministerio ha creído más conveniente comunicarles un nuevo destino", explicó Olivares el 3 de mayo de 1995, según publicó el diario 'El Mundo'. 

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba