Resultados Primarias PSOE Sánchez lo deja claro de entrada: “Lo que más teme Rajoy es un PSOE unido”

Pedro Sánchez advierte a Rajoy de que el PSOE vuelve a tomar las riendas de la oposición “frente a la corrupción y a los recortes sociales del PP”

Pedro Sánchez lo tenía claro y así lo manifestó nada más comparecer como secretario general electo del PSOE, tras arrasar en las primarias socialistas: “Lo que más teme Rajoy es un PSOE unido”.

En esta frase unió sus dos mensajes básicos para la noche electoral, la noche de su gran victoria frente a los barones autonómicos: el PSOE volverá a tomar la iniciativa en la labor de oposición “frente a la corrupción y a los recortes sociales del PP”, y lo hará unido.

¿Podrá conseguirlo? Aunque primeros gestos de Susana Díaz no vaticinan una relación fácil con la federación andaluza, los resultados de las urnas se muestran incontrovertibles.

Sánchez se ha impuesto en las primarias socialistas con más de la mitad de los votos. Ha superado a Susana Díaz por más de diez puntos. Su figura se alza ahora en el PSOE con la solidez que otorga la voz inapelable de la militancia.

Rodeado de sus seguidores, que le recibieron al grito de “¡Sí es sí!” y en un clima de euforia como no se respiraba en Ferraz desde hacía años, dedicó sus primeros mensajes no solo a los militantes socialistas, sino también “a los españoles progresistas”, especialmente a los desencantados con el PSOE, y al mismo Gobierno.

“El PSOE va a hacer una oposición útil contra la corrupción del PP y sus recortes sociales. Tenemos que reconocer que quien ha ganado hoy ha sido el PSOE. Y cuando gana el PSOE, gana España”. Estas fueron sus primeras palabras, que fueron recibidas entre vítores y la consigna de su campaña “¡Sí es sí!”.

“¡Aquí está la izquierda!”

Sánchez quiso entonces dedicar una mención especial “a los millones de progresistas que contra viento y marea votaron socialista en 2016, a también y a los socialistas que no nos votaron: a ellos les decimos que aquí está el PSOE, aquí está la izquierda”.

La euforia del numeroso público que abarrotaba Ferraz pareció ahogarse cuando el próximo secretario general -lo será oficialmente cuando lo ratifique el congreso en junio- agradeció la labor de sus adversarios en las primarias. Tanto él como los colaboradores que le flanqueaban se apresuraron a acallar los pitos que comenzaron a oírse contra Susana Díaz.

“Mi agradecimiento a Susana y a Pachi porque desde distintas posiciones políticas han trabajado para hacer del PSOE un partido más fuerte”, consiguió decir finalmente Pedro.

A continuación advirtió que todo iba a cambiar a partir del lunes: “Hoy empieza todo, no acaba nada. Hemos votado para hacer del PSOE una organización nueva. El PSOE va a hacer lo indecible para acabar con la corrupción y para cambiar con el rumbo del país, para mejorar sus vidas y la de sus hijos e hijas”.

En referencia implícita a uno de sus promesas de campaña, aseguró que haría del PSOE “el partido de la izquierda de este país, una organización creíble y coherente”, algo que definió como “un nuevo partido, que es el de los afiliados y afiliadas”.

Recordó el próximo Congreso socialista debe servir para “unir a todos los compañeros que apoyaron una u otra candidatura”, declaración que fue interrumpida por gritos de “¡Unidad, unidad!”.

A la tercera fue la vencida. Tras dos sonoras derrotas en las elecciones generales, Pedro Sánchez pudo esta vez sonreír frente a los suyos, honrando de verdad una frase que otrora sonó a sarcasmo: “Hemos obtenido un resultado histórico”.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba