España

Sánchez Corbí, el 'azote' de la corrupción que liberó a Ortega Lara y fue condenado por torturas

En 1999 recibió el indulto de José María Aznar tras ser condenado por torturar al etarra Kepa Urra. Por su despacho pasaría la investigación de la financiación irregular del PP que 'acabó' con Rajoy

Sánchez Corbí, el hombre que liberó a Ortega Lara y fue condenado por torturas
Sánchez Corbí, el hombre que liberó a Ortega Lara y fue condenado por torturas EFE

La trayectoria del cesado jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí (Valladolid, 1963), presenta un historial de luces y sombras a lo largo del cual sobresalen su lucha contra el terrorismo etarra y la investigación de la presunta financiación irregular del PP, incluidos los papeles de Bárcenas,además de investigaciones relativas a otros casos de corrupción como Lezo, Púnica y Acuamed.

Hijo y nieto de Guardias Civiles, ingresó muy joven en la Academia General Militar de Zaragoza y en 1987 obtuvo su primer destino en el Servicio de Información de Vizcaya, ya como teniente, según ha descrito El Español.

Uno de sus mayores hitos como capitán fue la liberación del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, en julio de 1997. Ortega Lara había permanecido 532 días retenido por la banda terrorista ETA, y fue la convicción del entonces joven capitán de la Guardia Civil, Sánchez Corbí, la que llevó a encontrarlo y liberarlo de una nave industrial en Mondragón.

Pocos meses después sería condenado por la Audiencia de Vizcaya a cuatro años de prisión y seis de inhabilitación por torturar en enero de 1992 al etarra Kepa Urra en un descampado, antes de trasladarle detenido a un cuartel en Bilbao. El caso, denunciado por Amnistía Internacional y por el Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa, reavivó el debate sobre si el maltrato a detenidos había sido erradicado en nuestro país.

Indultado por Aznar; 'azote' de Rajoy

En octubre de 1998, el Supremo redujo la condena de Sánchez Corbí a un año de prisión pero mantendría la inhabilitación por seis años, lo que supondría la expulsión del cuerpo. "Los acusados no sólo sometieron a la víctima a procedimientos que intimidaron y violentaron su voluntad; su conducta fue mucho más grave, ya que agredieron al detenido con el fin de obtener información", según el fallo que recogía El País. En julio de 1999, sin embargo, el Gobierno de José María Aznar, con Margarita Mariscal de Gante de ministra de Justicia, decidió su indulto parcial (que cambiaría su inhabilitación de seis años por una de un mes y un día), permitiéndole seguir en la Guardia Civil.

Tras el cese de actividades de ETA, Sánchez Corbí ingresaría en 2013 en la UCO, la división de la Guardia Civil especializada entre otras cosas en la corrupción y el crimen organizado. Por su despacho pasaría la investigación de la entonces supuesta financiación irregular del PP, en plena era Rajoy. Sánchez Corbí negó haber recibido presiones políticas alrededor de una investigación por la que llegó a declarar en el Congreso (aunque sin dar mayores explicaciones) que acabó con una sentencia políticamente mortífera para el entonces presidente de Gobierno y líder de los populares. Dentro de la misma investigación se encontraba además el caso de los 'papeles de Bárcenas', cuya sentencia en sede judicial se prevé para finales de 2019-principios de 2020.



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba