España

El SUP denuncia presiones de la subdelegada del Gobierno a un comisario jefe en Lérida

Según la organización, el cese y traslado a Tarragona del comisario jefe provincial de Lleida, Juan Fortuny, obedece más bien a "su integridad, profesionalidad y no ceder a las presiones políticas" de Inma Manso.

Inma Manso, subdelegada del Gobierno de Lérida.
Inma Manso, subdelegada del Gobierno de Lérida. Delegación del Gobierno de Lérida

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) no está de acuerdo con el cese del comisario jefe provincial de Lleida, Juan Fortuny, cargo que ostentaba desde 2012 con una "intachable hoja de servicios y profesionalidad demostrada a lo largo de su dilatada carrera profesional", según la organización sindical.

Fortuny fue cesado y trasladado provisionalmente como Jefe de Operaciones de la Comisaría Provincial de Tarragona el pasado 31 de mayo por "una pérdida de confianza" según ha expresado la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, un motivo que no sería el real para el SUP. Según la organización, los hechos que han motivado su salida como Jefe Provincial de Lleida, obedecen más bien a "su integridad, profesionalidad y no ceder a las presiones políticas" de la actual Subdelegada de Gobierno en funciones, Inma Manso, que -remarca el sindicato- "mantiene unas excelentes relaciones con la Delegada de Gobierno en Cataluña y con el actual ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz".

Para el SUP, esta situación podría haberse originado tras los intentos de favorecer a un conocido por parte de Manso en cuestiones cuya gestión es de trámite exclusivo policial; algo a lo que el comisario provincial se habría opuesto rotundamente. "Dentro de este contexto, la relación se tensó en la celebración del 192 aniversario de la creación de la Policía Nacional, donde bajo presiones de la subdelegada, a última hora tuvo que anularse vía telefónica la presencia del Alcalde, así como de otras autoridades que estaban convocadas al acto", explica el sindicato.

La ciudadanía y la Policía empiezan a estar hartas de los tejemanejes políticos, favoreciendo a sus amigos

La controversia suscitada conllevó a las supuestas advertencias por parte de la subdelegada de que el ministro del Interior en funciones ya estaba informado de lo sucedido y que habría consecuencias negativas, de acuerdo a la denuncia del SUP.

"Desde esta organización sindical, entendemos que si su nombramiento fue otorgado por el impecable expediente profesional e intachable trayectoria del comisario Fortuny, la 'pérdida de confianza' se debe a unas claras, arbitrarias y caprichosas decisiones políticas de la subdelegada de Gobierno en funciones, ya que la Policía debe permanecer al margen de la Política y se debe a la ciudadanía y al actual ordenamiento jurídico", defiende.

"Esto parece formar parte de algo habitual en los últimos tiempos donde se están realizando movimientos, ceses y nombramientos, en la cúpula policial que obedecen a maniobras políticas que no tienen en consideración la capacidad profesional para ocupar esos cargos", añade el SUP, cuyos afiliados afirman que tanto la ciudadanía como la Policía "empiezan a estar hartas de los tejemanejes políticos, favoreciendo a sus amigos".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba