EL ESCÁNDALO DE LAS 'VISAS OPACAS'

Rato se 'chiva' de que 16 titulares de 'tarjetas black' no han devuelto ni un euro del dinero dilapidado

El ex presidente de Bankia presenta un escrito en la Audiencia Nacional para que se le rebaje en 1,7 millones la fianza de 3 millones que se le impuso por el uso que hicieron de las 'visas opacas' consejeros y directivos durante su mandato al frente de la entidad. También reclama que la Justicia actúe contra los que aún no han consignado ninguna cantidad por el dinero dilapidado.

Rodrigo Rato, en el acto de la salida a bolsa de Bankia.
Rodrigo Rato, en el acto de la salida a bolsa de Bankia. EFE

Rodrigo Rato sigue regateando en los tribunales las fianzas de responsabilidad civil que le han impuesto en las múltiples causas en las que está imputado o procesado. La última, la del caso de las tarjetas black, por la tuvo que depositar 3 millones de euros para responder por las cantidades que dilapidaron con sus 'visas opacas' los directivos y consejeros durante el tiempo que él estuvo al frente de Caja Madrid y Bankia. En esta ocasión lo hace con un escrito en el que detalla a los magistrados de la Sección Cuarta de la Audiencia Nacional, los que a partir de septiembre juzgarán el caso, quiénes de los que se sentarán con él en el banquillo de los acusados han consignado o afianzado la totalidad o parte del dinero que gastaron con sus 'plásticos' y quiénes no han devuelto ni un euro. Para estos últimos, en total 16, el que fuera vicepresidente del Gobierno con José María Aznar reclama que "se proceda a desarrollar las actuaciones oportunas tendentes a alcanzar el debido aseguramiento de las cantidades" que derrocharon, y que se elevan a cerca de 681.000 euros, según detalla en su escrito. Todo ello, a la vez que reclama que se le reduzca su fianza en 1,7 millones de euros de manera inmediata.

Rato quiere que la Audiencia Nacional emprenda "las actuaciones oportunas" contra los usuarios de las black 'morosos' para que depositen las cantidades que gastaron

En el escrito, presentado el pasado 12 de julio y al que tenía acceso Vozpópuli, Rodrigo Rato recuerda a la Audiencia Nacional que hace ahora un año, el 13 de julio de 2015, el juez instructor dictó un auto por el cual acordaba "disminuir" la fianza que le había impuesto "en aquellos importes que hayan sido objeto de consignación o afianzamiento por aquellos imputados que fueron titulares/usuarios de las tarjetas durante el periodo comprendido entre los meses de febrero de 2010 a mayo de 2012", los que él ocupó la presidencia de Caja Madrid y Bankia. La defensa del banquero recuerda que el pasado 11 de mayo presentó un escrito en el que se incorporaba un listado de las cantidades que ya habían sido consignadas, con una anotación en el que se detallaba que parte correspondía al periodo de Miguel Blesa, su antecesor y también encausado, y cuál a la de su etapa. Pese a ello, el pasado 14 de junio, la Audiencia Nacional dictó una diligencia de ordenación en la que le reclamaba que entregase una nueva relación, en este caso ya con las cantidades derrochadas exclusivamente en la época del político multimputado al frente de la entidad financiera.

"Al día de la fecha"

Eso es lo que ha hecho ahora Rato con este último escrito. Así, detalla que, "salvo error u omisión al día de la fecha", en la causa constaba que 27 titulares de las polémicas tarjetas black habían consignado la totalidad o parte del dinero que gastaron con las mismas durante su presidencia. En total, entre todos suman 1,15 millones de euros. Entre ellos se encuentran hombres de la máxima confianza del propio político, como el 'número 2' de la entidad Ildefonso José Sánchez Barcoj (161.425 euros, la mayor cantidad correspondiente al periodo de la presidencia de Rato) y el ex secretario de Estado de Hacienda José Manuel Fernández Norniella (108.445 euros). Pero también otros como el que fuera jefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno (11.953 euros), el ex director general de Caja Madrid Matías Amat (88.035 euros), el empresario y entonces presidente de la patronal madrileña Arturo Fernández (37.326 euros) y el dimitido consejero de OHL imputado en el 'caso Púnica', Javier López Madrid (34.807 euros).

De los 36 usuarios de 'black' que ya han devuelto todo el dinero, 27 lo han hecho en efectivo, mientras que los nueve restantes han recurrido a "garantías hipotecarias"

A ellos se suman nombres como el ex dirigente del PP Ricardo Romero de Tejada (53.256 euros); la que fuera presidenta de la Fundación de la entidad, María Carmen Cafranga (49.989 euros); el economista Juan Iranzo (46.848 euros), el antiguo diputado socialista Ramón Espinar (7.056 euros), y los 'populares' Jesús Pedroche (48.400 euros) y Pablo Abejas (100.447 euros), entre otros. A estos 27, Rato suma los nombres de otros nueve que han puesto diversas "garantías hipotecarias para afianzar las cantidades requeridas" y que suman 525.708 euros. Entre ellos están el también ex secretario de Estado  Estanislao Rodríguez-Ponga (103.995 euros), uno de los hombres de CCOO en la entidad, Francisco Baquero (102.105 euros); el representante de IU José Antonio Moral (121.843 euros), y el miembro del PSOE José María de la Riva (56.785 euros).

Los 16 morosos

La suma de las partidas consignadas o afianzadas por los 36 usuarios de las blackque aparecen en estas dos listas, y que asciende a cerca de 1,7 millones de euros, es la cantidad que Rodrigo Rato reclama ahora que se le 'descuente' de manera inmediata de la fianza de 3 millones de euros que se le impuso, aunque él aún espera reducir aún más estas cantidades. Para ello, el ex presidente de Caja Madrid y Bankia también incluye en su escrito otros dos listados. El  primero, con los nombres de 16 consejeros y directivos de la entidad de los que, según destaca, "no existe constancia de que se haya procedido a formar la pertinente pieza de responsabilidad civil" ni de que hayan prestado hasta el momento "afianzamiento de clase alguna ni tampoco se han iniciado actuaciones tendentes a asegurar dichas responsabilidades". En su opinión, ello le supone a él "un indudable perjuicio".

El banquero también detalla el nombre de tres directivos y consejeros que no han devuelto todo el dinero que gastaron, aunque contra ellos no pide tomar ninguna medida

En concreto, Rato se 'chiva' del consejero nombrado a propuesta de IU Rubén Cruz Orive (59.927 euros); del ex consejero de Caja Madrid a propuesta del PP Miguel Ángel Araujo (50.368 euros); del sindicalista Antonio Rey de Viñas (50.388 euros); del ex vocal de la Ejecutiva del PSOE Ángel Eugenio Gómez del Pulgar (12.500 euros); de los 'ugetistas' Gonzalo Martín Pascual (8.505 euros) y Miguel Ángel Abejón (44.908 euros); del representante de CCOO Juan José Azcona (20.788 euros); del ex dirigente de la Federación Socialista Madrileña José Acosta (77.740 euros); del ex gerente del PP madrileño ahora imputado en el caso Púnica, Beltrán Gutiérrez (58.022 euros); del socialista Santiago Javier Sánchez (47.152 euros); del 'popular' Manuel José Rodríguez (37.134 euros); del director de organización de Caja Madrid, Ricardo Morado (64.000 euros); del consejero ejecutivo Mariano Pérez Claver (35.742 euros); del director de comunicación, Juan Manuel Astorqui (20.737 euros); de la responsable de la Obra Social de la entidad, Carmen Contreras (39.915 euros), y del director de Riesgos, Ramón Martínez Vilches (53.119 euros). En total, entre todos ellos 'adeudan' 680.925 euros.

A ellos, Rato añade otros tres nombres de consejeros y directivos que, si bien han consignado o afianzado cantidades, no lo han hecho en la totalidad del dinero que supuestamente habían dilapidado con sus 'tarjetas black'. Se trata en concreto de Rafael Spottorno, del que asegura que aún tendría que depositar 21.827 euros de lo gastado mientras el político era presidente de Bankia; del consejero nombrado a propuesta del PSOE Jorge Gómez Moreno (97.590 euros) y del empresario Arturo Fernández (1.450 euros). En total, entre los tres suman 120.868 euros sin depositar ante el juzgado. Si esta cantidad se suma a los cerca de 700.000 euros que no han aportado los 16 directivos y consejeros morosos, y los 1,7 millones que sí han consignado los otros 38 titulares de las 'black', los 3 millones de euros de la fianza impuestos a Rodrigo Rato como responsabilidad civil se quedarían reducidos a poco más de medio millón de euro. Una disminución que bien merece un escrito ante la Audiencia Nacional en el que señalar con el dedo quiénes de las 'tarjetas black' aún no han devuelto un euro.

LAS 'VENTAJAS' DE DEVOLVER EL DINERO

Desde que el magistrado Fernando Andreu decidiera el pasado mes de febrero abrir juicio oral por el caso de las tarjetas 'black' con 66 personas, entre ellas Rato y Blesa, en el banquillo, al menos cinco directivos y consejeros se han apresurado a consignar en la cuenta del juzgado las cantidades gastadas con las polémicas 'visas'. Una decisión que parece ligada a la postura tanto de la Fiscalía Anticorrupción como de las acusaciones ejercidas por Bankia y el FROB de ser más benévolos en sus peticiones de pena con la mayoría de los titulares de las 'black' que han devuelto todo o parte del dinero gastado. Así, en el escrito presentado por el Ministerio Público se detalla la identidad de los catorce titulares de las 'visas opacas' que han consignado cantidades a lo largo de la instrucción de la causa, aunque a tres de ellos -Rodrigo Rato, Rafael Sporttornoe Ignacio Navasqüés- no se lo tiene en cuenta al haber repuesto sólo una mínima parte. En el caso del antiguo jefe de la Casa Real, han sido únicamente 11.953 euros de los 235.818 que dilapidó. El responsable de Comunicación de la entidad financiera ha devuelto 50.000 euros de los 194.886 cargados a su tarjeta. En el caso del expresidente, que sí ha restituido la casi totalidad de los más de 99.000 euros que gastó (le quedan sólo 217 euros que devolver), en la postura de Anticorrupción ha pesado más que no ha reintegrado "cantidad alguna correspondiente a los cargos de las tarjetas cuya disposición autorizó". 

El escrito de Anticorrupción detalla que Ildefonso Sánchez Barcoj, José Manuel Fernández Norniella, Luis Blasco Busqued, Matías AmatLuis GabardaJuan Emilio Iranzo, Javier López MadridJorge Rábago han depositado exactamente la cantidad de la que dispusieron con sus 'black'. Arturo Fernández ha devuelto casi todo a falta de 1.450 euros. Y Virgilio Zapatero, 16.697 euros de los 35.988 que gastó, algo menos de la mitad. Pero el caso más llamativo es, sin duda, el del que fuera presidente de Renfe, Miguel Corsini. Según los datos aportados por Bankia al sumario, cargó a su 'plástico' 46.936,16 euros. Sin embargo, el 15 de julio de 2014 acudió a la Fundación Caja Madrid a depositar 48.552 euros. Es decir, 1.615 euros de más.

Tras los escritos de acusación, los cinco consejeros que han decidido depositar cantidades en el juzgado han sido dos de los integrantes de la Comisión de Control de la entidad a propuesta del PP, Cándido Cerón Escudero y José María Buenaventura Zabala, el que fuera consejero por la UGT Rafael Torres Posada, y los socialistas Ramón Espinar Gallego y José María Arteta Vico. La mayoría de ellos pedía expresamente en los escritos en los que comunicaban sus pagos que lo hacían para "beneficiarse de la atenuante de reparación de daño". Un sexto usuario de las 'black', Jesús Pedroche Nieto, recordaba en otro escrito que el ya procedió a consignar en marzo de 2015 una cantidad "muy superior" a la que se le reclama, pese a los cual la Fiscalía Anticorrupción no había recogido esta circunstancia en su acusación. Finalmente, un séptimo, el expresidente de la CEOE, Gerado Díaz Ferrán, encarcelado por el 'caso Marsans', ha remitido otro en el que recalca que no puede pagar porque se encuentra en 'concurso de acreedores".

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba