OPERACIÓN TAULA

Rita Barberá pagó el 43% de su campaña electoral de 2015 con el dinero 'blanqueado' por sus concejales

El PP de la ciudad de Valencia se gastó 116.900 euros en publicidad para los comicios de mayo de 2015. De ellos, 50.000 euros procedían de una supuesta caja B y fueron 'lavados' con las aportaciones de 1.000 euros que investiga el juez del 'caso Taula'.

Rita Barberá, el pasado martes en el Senado.
Rita Barberá, el pasado martes en el Senado. EFE

Campaña 'low cost' sufragada en buena parte con fondos 'en negro'. Los 50.000 euros que el medio centenar de concejales y asesores del PP de la ciudad de Valencia presuntamente 'blanquearon' mediante aportaciones ficticias de 1.000 euros cada uno permitieron al partido sufragar un 43% de su inversión en publicidad para las elecciones municipales de mayo de 2015 en las queRita Barberá era la cabeza de lista. Así se desprende de la documentación intervenida por los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en el registro realizado dentro de la 'Operación Taula' en la sede del grupo municipal del Ayuntamiento. Entre dichos papeles, figuran los presupuestos para esta campaña en la que los 'populares' invirtieron 116.900 euros en anuncios de prensa, cuñas de radio, vallas y carteles en autobuses, la mitad que cuatro años antes.

Fiscalía considera un indicio más del blanqueo que el saldo de las cuentas del PP le hubiera permitido afrontar los 116.900 euros de la campaña

Este 'recorte' en el dinero gastado es destacado por la Fiscalía Anticorrupción en un escrito del pasado 29 de febrero y le sirve para poner en duda la "excusa" esgrimida por los imputados de que "era la primera vez que les solicitaban una aportación dineraria de semejantes características" para "financiar" la campaña y que los 1.000 euros que pusieron cada uno salieron de sus bolsillos. Según destaca el fiscal, dicha coartada "aparece desvirtuada con el examen de las cuentas del grupo municipal, que contaba con dinero metálico suficiente para afrontar la campaña". Entonces, las mismas tenían un saldo total de aproximadamente 170.000 euros. Anticorrupción se plantea por qué, entonces, el PP no pidió ninguna donación parecida a sus cargos públicos en 2011 "cuando el gasto fue muy superior" y se elevó hasta los 241.698 euros (ver cuadro comparativo de ambas campañas localizado por la Guardia Civil en los registros bajo estas líneas).

Siempre según dicha documentación, incorporada a la pieza separada del 'Caso Imelsa' que investiga el presunto blanqueo realizado por el PP de la hoy senadora Rita Barberá, la formación lanzó su campaña entre el 1 y el 22 de mayo con cuñas en radio, anuncios en prensa y medios digitales y vallas publicitarias, así como con reclamos en la carrocería de los autobuses municipales. Eso sí, con un importante recorte de los fondos respecto a los comicios de cuatro años antes. En esta ocasión, el presupuesto se quedaba en esos 116.900 euros, de los que 50.000 euros procedían de esa supuesta 'Caja B' cuyo origen se investiga en la causa.

53.000 euros en cuñas radiofónicas

Así, para radio, los estrategas electorales de Rita Barberá decidieron lanzar una media de seis cuñas al día con una duración de entre 40 y 50 segundos cada una en cinco emisoras en las que decidieron gastar 53.000 euros, prácticamente el dinero recaudado con el 'pitufeo'que permitió el supuesto lavado de fondos. En prensa de papel, la inversión prevista fue mucho menor. Sólo 20.000 euros para colocar en cuatro diarios pequeñas inserciones publicitarias. En los medios digitales, la cifra se reducía aún más. Nada más que 4.000 euros para anunciar a la candidata en las ediciones 'online' de dos medios locales. Cuatro años antes, estas cantidades se habían elevado hasta los 122.388, 62.440 y 32.470 euros respectivamente.

Con los 50.000 euros supuestamente blanqueados, el partido de Rita Barberá cubrió casi la totalidad del gasto destinado a cuñas de radio

En lo que el PP decidió mantener el presupuesto respecto a los comicios de 2011 fue en vallas exteriores. En total, invirtió 24.400 euros para colocar 75 vallas de 8 por 3 metros en las calles de la ciudad entre el 9 y 23 de mayo, la víspera de la cita con las urnas. Finalmente la campaña publicitaria en autobuses era la gran novedad. No se había hecho antes, y el presupuesto recogía colocar publicidad en un total de 20 autobuses repartidos por una decena de líneas concretas para que "llegue a toda la ciudad". Todos ellos llevarían carteles en los laterales y la parte trasera de 1,5 metros por 60 centímetros. El precio estimado era de 750 euros por vehículo, lo que elevaba el importe final a los 15.500 euros. El PP incluso barajó una "campaña aún más potente" en este medio de transporte por 19.900 euros, que finalmente no salió adelante pese al presunto 'blanqueo' y a que, como destaca Anticorrupción, las cuentas del partido contaban con fondos suficientes en aquel momento.

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba