OPERACIÓN TAULA

La UCO rastrea seis cuentas de 'email' del PP de Rita para identificar quién ordenó el blanqueo

Durante al registro a la sede del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valencia, la Guardia Civil no sólo se llevó documentación en papel y los discos duros de varios ordenadores. Los agentes también volcaron de los servidores informáticos los correos electrónicos que se intercambiaron desde las cuentas del portavoz del partido, Alfonso Novo; de Carmen García-Fuster, 'mano derecha' de la exalcaldesa, y de una trabajadora de la formación.

Rita Barberá, en su escaño del Senado el pasado 15 de marzo.
Rita Barberá, en su escaño del Senado el pasado 15 de marzo. EFE

No sólo documentos en papel y extractos bancarios. Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil rastrean desde hace semanas los mensajes recibidos y enviados desde seis cuentas de correo electrónicos utilizadas por destacados miembros del PP de Valencia. Buscan nuevas pruebas sobre el presunto blanqueo de 50.000 euros mediante ficticias aportaciones de concejales y asesores del grupo municipal a la campaña electoral de Rita Barberá y, en concreto, datos que permitan identificar quién o quiénes ordenaron dicha práctica, según confirman a Vozpópuli fuentes cercanas a la investigación.

Las seis cuentas de correo pertenecen al portavoz, Alfonso Novo; a Carmen García-Fuster, 'mano derecha' de Rita Barberá, y a un trabajadora del grupo municipal

Así lo revela el acta manuscrita que un agente judicial levantó del registro que el pasado 26 de enero, durante la 'Operación Taula', se hizo en varios de los despachos que los 'populares' ocupan en la sede del Ayuntamiento de la Ciudad del Turia. En dicho documento judicial, incorporado a la pieza separada donde figuran como investigados medio centenar de personas, se detalla que los titulares de esta media docena de cuentas son tres destacados miembros de la formación política. En concreto, Alfonso Novo Belenguer, portavoz del PP en el Consistorio tras la derrota electoral de 24-M; la secretaria general del grupo municipal, María del Carmen García-Fuster, considerada la mano derecha de la propia Rita Barberá; y María José Pi Palau, trabajadora del grupo. Los agentes también se llevaron los discos duros de sendos ordenadores que utilizaban estas dos últimas.

El registro se inició poco antes de la una y media de la tarde de aquel día y duró cerca de tres horas. Cinco agentes de la UCO, acompañados del fiscal Anticorrupción y una funcionaria judicial, se personaron en las dependencias que el PP ocupaba en el Ayuntamiento de Valencia con una orden del titular del Juzgado de Instrucción número 18, Víctor Gómez, en la que figuraba como persona investigada María del Carmen García-Fuster, detenida unas horas antes y cuyo domicilio particular ya había sido objeto horas antes de un registro en el que se localizaron cerca de 6.000 euros en metálico. Fue, precisamente, el despacho de esta estrecha colaborada de la hoy senadora Rita Barberá el primero en el que actuaron los agentes.

85 folios de anotaciones bancarias

Allí intervinieron tres "libretas de cuentas" con anotaciones sobre las entradas y salidas de dinero en los depósitos bancarios del partido. Uno tenía escrito 'La Caixa' en su portada, mientras que en los otros dos figuraban 'Sabadell' y 'Deutsch Bank', en referencia a tres entidades bancarias. En total, entre todos sumaban 85 hojas con anotaciones de movimientos de fondos, según se recoge en el acta. Además, los agentes intervinieron en el despacho de García-Fuster, señalada por algunos testigos e imputados como la persona que controlaba los fondos del Grupo Popular, un total de 154 folios de facturas e informes referidos a los gastos de la campaña electoral a las municipales de mayo de 2015 en los que se invirtieron los 50.000 euros presuntamente 'lavados'. También se clonó el contenido de su correo electrónico y se extrajo del ordenador que utilizaba el disco duro para su posterior análisis.

Los agentes se llevaron también tres "libretas de cuentas", 154 folios de facturas e informes de gastos de la campaña electoral y los discos duros de dos ordenadores

No fue el único. Los agentes también se llevaron dicho elemento de un equipo informático que María José Pi, secretaria de García-Fuster y también imputada en la causa, había utilizado hasta cuatro meses antes. Esta trabajadora del partido había señalado instantes antes a los agentes que dicho PC se encontraba "en otra sala" y que en él "se guardaba la información que le suministraban del Grupo Popular antes del mes de septiembre pasado". Su correo electrónico corporativo en el Ayuntamiento de Valencia también fue volcado.

Finalmente, los agentes se dirigieron al portavoz del Grupo Popular, Alfonso Novo, también investigado en esta pieza separada, para que les indicase cuáles eran sus cuentas de correo electrónico corporativas. El dirigente local del PP les indicó cuatro, todas ellas del Consistorio. Dos figuraban con la inicial de su nombre y primer apellido, aunque una de ellas con referencia en la dirección al Grupo Popular. La tercera aparecía como "portavoz", mientras que la última consta como "c.urbanismo", en referencia al cargo que ocupó en el equipo de gobierno hasta las elecciones de mayo de 2015, cuando el PP perdió la alcaldía. En total, los agentes se llevaron de la sede municipal "una caja de cartón precintada".

lA GUARDIA CIVIL USÓ PERROS PARA DETECTAR BILLETES

La relevancia que los investigadores dan a María del Carmen García-Fuster, 'mano derecha' de Rita Barberá, en el presunto blanqueo de fondos por parte del PP valenciano queda demostrado por el despliegue que hizo la Guardia Civil en el registro de su vivienda el pasado 26 de enero. Detenida aquella jornada, la secretaria del grupo municipal de los 'populares' vio como los agentes acudían a su domicilio acompañados de un perro adiestrado en la localización de dinero, según se refleja en el acta de entrada. Los agentes buscaban billetes... y los encontraron, aunque fue la propia arrestada la que indicó a los agentes donde guardaba cerca de 6.000 euros repartidos en varios sobres entre su dormitorio y una pequeña caja fuerte. Pese a su colaboración "el guía canino recorre todas las dependencias", se recoge en el documento judicial. Sin embargo, no se encontró más dinero. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba