España Barberá admite que se reunió con Urdangarin y Torres, pero sin hablar del precio del Valencia Summit

Rita Barberá ha sostenido en su declaración en el juicio por el caso Nóos que se reunió con el exduque, pero ha precisado que en el encuentro "no se concretó nada" y ha negado, de forma tajante, que negociara nada acerca del precio de las jornadas.

La exalcaldesa de Valencia Rita Barberá ha reconocido que se reunió en su despacho con el exduque de Palma Iñaki Urdangarin y con el exsocio de este, Diego Torres, para negociar el impulso de unas jornadas "paralelas" a la celebración de la Copa América y que fueron proyectadas bajo el nombre de Valencia Summit. Así lo ha manifestado en su declaración ante el tribunal que juzga a los 17 acusados del juicio del caso Nóos, en la que ha subrayado la importancia de recibir a Urdangarin "como una persona dos veces medallista, vicepresidente del Comité Olímpico Internacional (COI) y muy bien relacionado con los medios deportivos internacionales".

En su comparecencia, ha precisado que en el encuentro "no se concretó nada y eran más que nada ideas", dejando claro de forma tajante que no trataron nada acerca del precio de las jornadas: "Yo no he negociado absolutamente nada del precio", ha dicho. La ex primera edil ha hecho hincapié asimismo en que Nóos era una asociación "sin ánimo de lucro".

En su comparecencia la senadora del PP precisa que en el encuentro con Urdangarin y Torres "no se concretó nada y eran más que nada ideas"

Fue ella, según su declaración, la que sugirió a Urdangarin y a Torres que presentaran a la Fundación Valencia Turismo Convention Bureau y a Ciudad de las Artes y las Ciencias su proyecto de foros. Barberá ha detallado que después de que Valencia fuera elegida sede de la Copa América, a principios de 2004, Urdangarin y Torres le explicaron en su despacho que tenían una entidad sin ánimo de lucro dedicada a proyectar conferencias. La entonces alcaldesa les dijo que esas ideas había que concretarlas y estructurarlas en un proyecto que definiera los días y ponentes y les "sugirió" que lo presentaran ante estas dos entidades que "tenían como objeto fundamental la proyección de Valencia, turística, académica y cultural", que era "donde las debían valorar, no en el ayuntamiento".

"Me gustaría muchísimo que me creyeran que en el momento que finaliza la reunión en mi despacho con el señor Urdangarin y el señor Torres, para mí, en ese momento, de verdad, acaba mi preocupación y ocupación en los Valencia Summit", ha afirmado ante el tribunal. "Nunca he dado ni una sola orden ni una sola instrucción" al respecto, ha añadido Barberá, que ha insistido además en que ella no firmó "nada". "A mi no me correspondía dar la conformidad o no dar la conformidad", ha recalcado. "Estoy segura de que se hizo con todo el rigor del mundo", ha concluido.

Financiación de Valencia summit "con rigor"

La senadora del PP se ha mostrado convencida de que la financiación de la mitad de los Valencia Summit por parte de la FTVCB "se hizo con todo el rigor del mundo" y ha defendido la gestión de su vicealcalde, Alfonso Grau, acusado en este proceso porque era presidente de la fundación. "Hemos sido colaboradores mucho tiempo; hemos tenido una buena relación que ha llegado hasta hace unos meses por diferentes causas que no vienen al caso", ha explicado Barberá en alusión velada a la operación Taula, en la que fue detenido Grau.

Al inicio de su testimonio, la magistrada Samantha Romero le ha preguntado por su relación con Grau: "¿Se podría calificar de enemistad?", y la testigo exalcaldesa ha respondido: "Espero que no". Barberá ha relatado que el expresidente del Comité Olímpico Internacional Juan Antonio Samaranch fue quien le recomendó que se reuniese con Iñaki Urdangarin para que le planteara su proyecto.

Barberá se ha mostrado convencida de que la financiación de la mitad de los Valencia Summit por parte de la FTVCB "se hizo con todo el rigor del mundo"

Semana decisiva en Nóos: Barberá, Camps y Pons

La senadora del PP Rita Barberá se ha sentado este martes en la Audiencia Provincial de Baleares como testigo en el caso Nóos, después de que el tribunal le denegase la opción de declarar por videoconferencia. La exalcaldesa, inmersa en la investigación de la operación Taula, tiene que explicar en este caso los contactos para la organización del Valencia Summit, un encuentro sobre acontecimientos deportivos por el que el Instituto Nóos, presidido por Iñaki Urdangarin y Diego Torres, cobró 3,1 millones de las arcas públicas, cuando su coste real se estima en unos 900.000.

El juez José Castro apuntó en su día indicios delictivos contra ella y contra Francisco Camps por estas negociaciones previas para la organización del Valencia Summit. Según el relato del juez en su exposición razonada ante el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, ambos asentían "a cuanto se les ofrecía, sin estudios previos ni viabilidad técnica ni de mercado". El TSJCV rechazó asumir la causa, como Castro le reclamaba apuntando la "decisiva e imputable intervención" de ambos políticos, en su condición de aforados.

Esta semana declaran además el expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, y el europarlamentario Esteban González Pons, exvicesecretario de Estudios y Programas del PP. 

Últimas noticias

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba