EN MURCIA

De conservero a 'rey' del billete falso: detenido por tercera vez un empresario tras imprimir por valor de 12 millones

Juan Pedro González Sánchez, de 60 años de edad y considerado el mejor falsificador de moneda de España, ha sido arrestado en Murcia en una operación conjunta de la Policía y la Guardia Civil. Es la tercera vez que cae en los últimos diez años. En ese tiempo, ha impreso una ingente cantidad de billetes de euro de gran calidad.

Algunos de los billetes falsos incautados.
Algunos de los billetes falsos incautados. CNP/Guardia Civil

Juan Pedro González Sánchez es un viejo conocido de la Policía y la Guardia Civil. Sobre todo en los últimos diez años, en los que ha sido tres veces detenido. En este tiempo, su fama ha traspasado fronteras, como los billetes falsos que presuntamente ha elaborado desde la pequeña localidad murciana de Beniaján, donde reside. Porque esa es, precisamente, la especialidad delictiva de este empresario de 60 años que durante mucho tiempo utilizó su actvidad como envasador de pimientos, alcachofas y melocotón en almibar de su empresa Conservas Jugosa SL como 'pantalla' de lo que era su principal fuente de riqueza: la falsificación de billetes de euro. Tal es la calidad que daba a sus 'copias', que las Fuerzas de Seguridad lo consideran el 'rey' en este delito de toda Europa. Un 'monarca' con una gran actividad que ha llegado a imprimir por valor de 12 millones de euros desde 2003, año en el que se considera que se inició presuntamente en esta actividad. Ahora ha vuelto a ser arrestado. Vendía sus creaciones a 'pasadores' y otros delincuentes por un 20% de su valor facial. Un billete de 50 euros por sólo 10.

Juan Pedro González debía haber sido juzgado en marzo por su primera detención por falsificar billetes, en 2006, pero había 'desaparecido' y vuelto a las andadas

La primera vez que fue detenido se remonta a 2006. Entonces, la Policía le incautó 60.100 euros fasos y billetes a medio hacer por importe de ocho millones de euros. Entonces fue encarcelado durante catorce meses, pero al quedar en libertad presuntamente volvió a las andadas. De hecho, fue arrestado por segunda vez en 2011. En esta ocasión había montado su particular 'maquina' de imprimir billetes en la trastienda de la nave donde envasaba pimientos, alcachofas y melocotón en almibar, situada junto a su propio domicilio. En este pequeño ‘taller” era capaz de fábricar miles y miles de billetes de 50 euros. ¿Cuántos? Cuando la Policía lo detuvo y registró la empresa encontró 1,5 millones de euros listos, además del material necesario para elaborar una cantidad similar. La Policía estimó entonces que el conservero era en realidad la mano que había fabricado billetes falsos por valor de 2 millones cuyos ejemplares circulaban en aquel momento por 20 países de la Unión Europea.

Puesto de nuevo en libertad, la Policía y la Guardia Civil se habían vuelto a poner sobre su pista el pasado mes de marzo, cuando ‘desapareció’ y no se personó al juicio por la primera de sus detenciones, en la que se enfrentaba a a una petición de pena de la Fiscalía de 15 años de cárcel y 10 millones de euros de multa. Además, su ‘desaparición’ había coincidido con la detección en la provincia de Murcia de un incremento sustancial de billetes falsos en el mercado legal. La calidad de las falsificaciones hizo recaer las sospechas inmediatamente en Juan Pedro, que fue finalmente localizado el pasado 7 de julio cuando mantenía una cita con su lugarteniente en una zona rural del término municipal de San Pedro del Pinatar (Murcia) para hacerle una entrega de dinero falsificado. Para no levantar sospechas el cabecilla de la trama se había desplazado hasta el lugar del encuentro en bicicleta, ataviado con ropa deportiva. De este modo, se consiguió ubicar la urbanización donde se escondía y se procedió a su detención.

Billetes de 50 euros por 10

Junto al ‘rey’ de las falsificaciones fueron arrestadas otras siete personas –tres españoles y cuatro ciudadanos de nacionalidad marroquí- la mayoría de ellos 'pasadores', encargados de colocar los billetes falsos en el mercado. Billetes por los que pagaban un 20% aproximadamente de su valor facial, es decir, diez euros por cada billete de cincuenta. En los registros efectuados, Policía y Guardia Civil han intervenido en esta ocasión un millón y medio de euros en billetes listos para ser introducidos en el mercado, otros 70.000 euros en pliegos con billetes sin cortar, y 23.000 euros en billetes de curso legal. En total, se calcula que ha imprimido cerca de 12 millones de euros desde que comenzó a actuar en 2003.

Su principal actividad seguía siendo la falsificación de billetes de euro, pero ahora también 'fabricaba' moneda papel de Ghana, DNI y tarjetas de crédito

También se incautaron unos mil folios con la marca de agua grabada, listos para ser utilizados en la fabricación de billetes, dos cajas de recortes y pruebas invalidadas por un valor aproximado de medio millón de euros, además de los útiles utilizados para la falsificación, como planchas, una termo-impresora, una máquina insoladora para realizar serigrafiados, varias impresoras y una guillotina industrial para el corte del papel. Igualmente se encontraron pruebas para imprimir billetes de Ghana. Una diversificación en la actividad que no se quedaba ahí. De hecho, la organización había comenzado también a fabricar documentos de identidad falsos, como demuestra que entre el material intervenido figurase una máquina para la fabricación de tarjetas de plástico, 500 tarjetas vírgenes para la confección de DNI, tarjetas de pago y otros documentos de identidad, así como bandas magnéticas para las tarjetas. La falsificación le daba muchos más beneficios que las conservas, de las que en 2010 este conservero 'reciclado' en rey de la falsificación de billetes sólo había obtenido una ganancia de 1.600 euros.

Recibe cada mañana nuestra selección informativa

Acepto la política de privacidad


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba