La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha rechazado las críticas realizadas por el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. El líder de Unidas Podemos comentó ayer la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de condenar a la portavoz dirigente Isabel Serra a 19 años de cárcel e inhabilitación.

"Estas afirmaciones merecen un absoluto y rotundo rechazo, pues más allá del legítimo derecho a la crítica generan una sospecha inaceptable respecto del proceder de Juzgados y Tribunales", ha precisado el Poder Judicial en un comunicado. Los magistrados han considerado que es "público, notorio y reconocido que éstos, a lo largo del tiempo, han dado sobradas muestras de su independencia, imparcialidad y objetividad, cualquiera que sea la posición política o social de los enjuiciados".

Una prueba de esta imparcialidad, prosigue el Poder Judicial en la nota, "son las numerosas sentencias condenatorias por delitos de corrupción dictadas por los tribunales españoles solo en los últimos años (Nóos, Gürtel, ERE, tarjetas ‘black’, etcétera).

Segundo reclamo

Esta no es la primera vez que la Comisión Permanente critica a Pablo Iglesias. En enero, el Consejo General del Poder Judicial abroncó al vicepresidente segundo Pablo Iglesias por dudar de la imparcialidad de los magistrados. En aquel momento, se aprobó por unanimidad una declaración institucional en la que ha afeado los comentarios emitidos por el líder de Podemos sobre la Justicia española. Los jueces le criticaron por el "cuestionamiento de la independencia, la imparcialidad y la profesionalidad" de quienes integran el Poder Judicial. Moncloa reaccionó con un breve comunicado en el que apeló al respeto al "derecho a la crítica" y ha abogado por la renovación del Poder Judicial.

Los magistrados pedían a Iglesias "moderación, prudencia y mesura", así como "responsabilidad institucional para evitar la utilización política de la Justicia". Lo hicieron en una declaración institucional  para avisar al miembro del Ejecutivo de que la Justicia española no había sido humillada por los tribunales europeos.

En concreto, se referían a la frase que pronunció Iglesias en una entrevista concedida a Antena 3: "Muchos tribunales europeos han quitado la razón a nuestros jueces. Eso es una humillación para el Estado español". A esta afirmación reaccionó el presidente del Tribunal Supremo y del Poder Judicial, Carlos Lesmes, y todos los vocales de su Comisión Permanente: Álvaro Cuesta, José María Macías, Pilar Sepúlveda, José Antonio Ballestero, Juan Manuel Fernández, Juan Martínez Moya y Rafael Mozo.